La Cumbre Social, que integran los sindicatos CCOO, UGT y USO y más de un centenar de organizaciones sociales, profesionales y culturales, ha celebrado su undécimo plenario retomando su actividad social y su compromiso con la defensa de los derechos sociales y laborales, reiterando su rechazo a las nuevas medidas de ajuste del Gobierno, "que empeorarán aún más las condiciones de vida de la inmensa mayoría de la sociedad española, especialmente de los sectores más desfavorecidos".
 
Ante el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2014, la nueva reforma de las pensiones, "los diversos paquetes de ajuste para reducir el gasto social y la pérdida de libertades públicas y los ataques a los derechos de las mujeres, impulsados por el ministro de Justicia con la reforma del código penal", la Cumbre ha aprobado la puesta en marcha de una amplia campaña de movilizaciones y llama a la convergencia de todas ellas para que la respuesta sea "masiva, contundente y unitaria".
 
Se acordó apoyar tres importantes acciones reivindicativas y de lucha: la Jornada Mundial por el Trabajo Decente del 7 de octubre, la Jornada contra la Pobreza del 17 de octubre y la huelga general de toda la comunidad educativa del 24 de octubre. La Cumbre también aprobó la convocatoria de una gran movilización laboral y ciudadana a mediados de noviembre, que los sindicatos intentarán que tenga dimensión europea, y mantener encuentros con mareas y movimientos sociales que no forman parte de la Cumbre para intentar la convergencia de todas las movilizaciones convocadas contra los recortes sociales.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído