El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, ha presentado este miércoles la reordenación de recursos humanos del mapa de Atención Primaria, que, como ya ha reiterado en ocasiones anteriores, “responde a criterios de racionalización y mejora de la eficiencia y funcionamiento de este nivel asistencial, y no a razones economicistas como se pudiera pensar en tiempos de crisis”. Desde hace meses se viene insistiendo desde la Junta que no se reducirán las plantillas y se garantizará la atención que se presta en los centros de salud, consultorios locales y en el domicilio. Este miércoles se desvelará si ha habido cambios en los anuncios iniciales.
 
La Consejería de Sanidad moverá 81 médicos y 49 enfermeras, principalmente de zonas rurales a urbanas, una reordenación motivada por la despoblación de los pueblos de la Comunidad cuyos habitantes han emigrado a las ciudades. Además, el Plan de Ordenación de la Atención Primaria podría contar con una segunda fase a partir de enero con la movilización de otros 171 médicos y 70 enfermeras que trabajan en áreas en las que hay menos población. De momento, el cupo medio de pacientes que tendrán los facultativos urbanos se reducirá en 117 personas desde los 1.549 actuales hasta 1.432, mientras que el de los rurales se elevará en 26, pasando de 680 a 706.
 
De los 81 médicos que cambiarán su puesto de trabajo, 69 lo harán dentro del actual área de salud en la que desempeñan su empleo, mientras que una docena se moverá a otra zona diferente, capítulo para el que se tendrán en cuenta las plazas vacantes. Sobre la posible ejecución de la segunda fase para 2013, dependerá del movimiento de la población y los ajustes del futuro, pero que en todo caso la cifra de 171 médicos y 70 enfermeras se corresponde con un estudio en el que se aprecia que hay zonas con capacidad de ceder profesionales por su reducción de población. 
 
¿Dónde puede haber cambios?
 
Según el sindicato médico CESM Salamanca, perderán un facultativo los centros de salud de Calzada de Valdunciel, Cantalapiedra, Matilla de los Caños del Río, Fuenteguinaldo, Fuentes de Oñoro, Linares de Riofrío, Lumbrales, Miranda del Castañar, Robleda y Tamames, mientras que Vitigudino perderá dos. 
 
Un facultativo se derivará al equipo de Atención Primaria de San Bernardo, otro a San José, dos a Garrido Sur, uno a la Alamedilla, otros dos a la zona básica de salud de la Periurbana Norte, otro más a la Periurbana Sur, así como otro al centro de salud de Sancti Spiritus, a Universidad Centro y a San Juan. El único centro de salud del ámbito rural que verá incrementada su plantilla de facultativos será el de Ciudad Rodrigo. 
 
En cuanto a la reestructuración de la plantilla de enfermeras del la red asistencial del ámbito rural. El centro de Santa Marta de Tormes y el de la Periurbana Sur incorporarán un profesional más, mientras que la zona básica de la Periurbana Norte suma dos, una adscrita a un médico de Primaria y otra sólo para Pediatría, en concreto para apoyar al especialista que atiende en Villamayor de Armuña.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído