Los inspectores médicos recelan de que las mutuas puedan acceder al historial clínico de un paciente paciente, según consta en la nueva ley que está elaborando el Gobierno y que pretende aprobar a comienzos de 2014. La Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (Semfyc) y la Federación de Asociaciones de Inspección de Servicios Sanitarios (Faiss) consideran que “el alta médica, es decir, la decisión de si una persona enferma está lista para volver a trabajar, debe decidirlo un médico o un inspector con criterio médico”.
 
Por su parte, Facua-Consumidores en Acción expresa su rechazo al proyecto de real decreto por el que se regulan determinados aspectos de la gestión y control de los procesos por incapacidad temporal en los primeros 365 días de su duración, que permite que las mutuas den altas médicas cuando la Administración tarde en pronunciarse.

La organización lo considera “un nuevo ataque a los derechos de los pacientes y lamenta que el Gobierno siga avanzando en el desmantelamiento de la sanidad pública”. Y critica que “las altas médicas puedan aprobarse por silencio administrativo en unos momentos de recortes y deterioro de la sanidad pública provocado por el actual Gobierno, que se aprovecha de una situación que él mismo ha creado”. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído