El calendario laboral y las festividades nacionales han provocado que entre la Semana Santa y el Puente de Mayo haya menos de dos semanas en 2014, lo que repercute de manera directa en la dinamización del mercado de trabajo. Según la previsión elaborada por el área de negocio de Trabajo Temporal de Randstad, la demanda de empleo se prolongará hasta el próximo mes, sobre todo en el sector servicios por el tirón del turismo. 

A pesar de la firma generalizada de contratos prevista para abril y mayo a nivel nacional, existen diferencias en función de la región donde se sitúe el profesional. De esta manera, las comunidades autónomas de Cataluña, Madrid, Murcia y Andalucía registrarán el mayor número de incorporaciones, lo que representa el 58% de los contratos totales que se generarán en España en el periodo analizado. Un dato, en parte, habitual si se tiene en cuenta que se trata de las regiones que acogen mayor volumen de turistas en esta época. 

Los sectores en los que Randstad prevé una mayor demanda de profesionales son, principalmente, hostelería y turismo. La llegada de turistas de otros países del entorno nacional y el movimiento interno de los españoles provocan un aumento de los contratos relacionados con el sector servicios.  Esta época supone una gran oportunidad para que los profesionales entren en el mercado laboral y aumenten su empleabilidad. Esto se debe a la posibilidad de ampliar su experiencia en su sector, o en otro diferente al que desarrollaban su actividad. 

El perfil del candidato varía

En los últimos años se aprecia una evolución del perfil de empleado que se presenta como candidato para cubrir las vacantes ofertadas. El perfil del profesional que trataba de acceder al mercado para reforzar la plantilla de las empresas en periodos de fuerte contratación, como Semana Santa, era el de un joven que buscaba su primer empleo o aumentar su experiencia a través de un contrato con un tiempo determinado. 

Sin embargo, desde 2009, estos jóvenes compiten por los puestos de trabajo ofertados con profesionales con experiencia previa o con formación académica elevada. La imposibilidad de acceder a empleos acordes a su experiencia y nivel formativo obliga a estos profesionales a aumentar su empleabilidad en periodos de fuerte contratación, como Semana Santa y el Puente de Mayo. 

Además, estas cualidades de los potenciales empleados conllevan una modificación en la demanda de las empresas. Randstad detecta un aumento progresivo de la importancia del dominio de los idiomas y, cada vez más, el conocimiento de una tercera lengua. En función de la región en la que se sitúa el profesional, la demanda de un tercer idioma difiere debido al tipo de turista que visita la zona. El inglés sigue siendo indispensable para todo el territorio nacional, pero también el alemán, francés y ruso aumentan las posibilidades de acceder a un puesto de trabajo relacionado con el sector de la hostelería. 

El aumento de la edad media y la experiencia de los candidatos motivan que las empresas aumenten los requisitos para contratar a un profesional. De esta manera, para determinados puestos la experiencia previa es fundamental, lo que reduce las candidaturas a los procesos de selección. Otra de las cualidades más valoradas es la capacidad de adaptación al puesto, así como su flexibilidad, clave para el acceso al mercado laboral en estos meses de fuerte demanda laboral. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído