La policía ha vuelto a acudir este miércoles por la mañana, como ya hiciera hace justo una semana, a una vivienda de Sol Oriente para llevar a cabo el desahucio a una mujer y su hijo, que llevan sin pagar el piso en el que residen desde hace cuatro años. Finalmente, no ha habido incidencias reseñables ya que los inquilinos no se encontraban dentro de la casa, al acordar la semana pasada con el abogado y el propietario del domicilio permanecer esta semana para poder recoger sus pertenencias.

Hay que recordar que los propietarios se pusieron en contacto la semana pasada con SALAMANCA24HORAS y explicaron que 

la vivienda se compra en los años 90 debido a un inminente desahucio del banco, por la amistad que les unía a los inquilinos, para que no se quedaran en la calle. Entre las dos partes se acordó firmar un contrato con 30.000 pesetas de renta. Los pagos siempre fueron  irregulares y, aún así, nunca se exigió un aumento de renta, "ni siquiera el IPC, ni unos intereses por la demora. Es más, ha habido temporadas en las que no tenían dinero para pagar el piso y no sólo no se les ha cobrado la renta durante meses sino que se les ha prestado dinero para que pudieran seguir viviendo dignamente; dinero que, por supuesto, nunca han devuelto". Desde diciembre de 2007 no sólo no pagaban las 30.000 pesetas de renta, sino que dejaron de pagar también sus gastos de comunidad, calefacción y agua caliente, "de los cuales también nos estabamos haciendo cargo nosotros, habiendo sido el último ingreso a la comunidad de propietarios de más de 3.000 euros". 

En la historia tambien tomo parte el movimiento del 15-M, los indignados, que la semana pasada acudieron en pequeño número a protestar, habían advertido que la mujer sufría de demencia senil, Alzheimer y otras afecciones, teniendo como único responsable a su hijo, que además estaba sin empleo y tenía que cuidarla las 24 horas del dia. Por ello, habian abogado por que la mujer continuara en el piso ya que si no “se agravarían sus dolencias”. 

El 15-M, segun aseguran los propietarios de la vivienda, peg

ó papeles en los cristales de la inmobiliaria como forma de protesta, utilizando ademas "insultos y descalificaciones hacia los dueños". Por su parte, el movimiento argumento que "todas las personas necesitan una vivienda digna".

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído