La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García, y el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, han presentado los resultados del Servicio Integral de Apoyo a las familias en riesgo de desahucio una vez cumplidos los tres años desde su puesta en marcha por la Junta de Castilla y León.

Este Sistema Integral forma parte de la Red de Protección a las familias de Castilla y León, un sistema de protección social de responsabilidad pública, creado en colaboración con las entidades locales, pionero en España, que ofrece una respuesta integral y coordinada a las necesidades de las familias y personas más vulnerables. La Red de Protección cuenta con 23 programas y uno de ellos es el servicio integral de apoyo a las familias en riesgo de desahucio, que ha sido reconocido por la ONU como buena práctica.

Alicia García se ha referido a que una de las notas características de este servicio integral es precisamente su funcionamiento en red, lo que posibilita evitar situaciones críticas antes de que se produzcan, yendo mucho más allá de actuaciones meramente paliativas. En el sistema están implicados 24 entidades locales, decenas de entidades del tercer sector, los órganos judiciales, 45 entidades financieras y la Junta de Castilla y León que, a través de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, financia a las entidades locales, coordina todas las actuaciones, aporta los interlocutores con las entidades financieras y facilita el acceso directo al servicio a través del 012.

La integralidad y la importancia de este servicio no radica únicamente en dar respuesta al problema de vivienda por el que el caso llega al servicio. No se queda sólo ahí y los profesionales se encargan de detectar otras posibles necesidades que puedan tener las familiar para aplicar las soluciones más oportunas a cada necesidad o proporcionarles otras prestaciones.

Perfil de las personas que han acudido al Servicio Integral

Respecto al perfil de las personas que han acudido al Servicio Integral desde su puesta en marcha, el 48,8 % han sido hombres y 51,2 % mujeres. En cuanto a edad, el 60 % están en la franja de edad entre los 35 y los 55 años. La media de edad se encuentra en los 46 años. El 53,1% de las personas atendidas viven en pareja. Por nacionalidad, el 88 % eran españoles y el resto de otras 49 nacionalidades diferentes, de ellos un 4,3 % de países de la Unión Europea.

En cuanto al nivel de estudios, el 29 % tienen estudios de ESO, FP y Bachillerato, el 5 % cuenta con estudios universitarios y dos tercios de las personas atendidas cuenta con Graduado Escolar o inferior. La mitad de las familias atendidas residían en municipios de menos de 20.000 habitantes y en la mayoría de los casos atendidos se ha detectado la necesidad de reincorporación al mercado laboral.

Evolución, demanda y cobertura del Servicio Integral

En lo referente a la evolución de la demanda del servicio se aprecia un descenso de la demanda superior a un 30 % en 2015 respecto a 2014, un dato que está en consonancia con el descenso producido en el número de ejecuciones hipotecarias en Castilla y León.

Los últimos datos del INE indican una reducción de más del 36 % del número de ejecuciones hipotecarias en Castilla y León durante el periodo 2014-2015. Este dato sitúa Castilla y León como la Comunidad Autónoma con mayor porcentaje de reducción para ese periodo, reducción que es muy superior a la media nacional, que se sitúa en el 13,34 %.

Durante ese mismo periodo el Servicio Integral atendió 3.506 casos. Esta cifra de casos atendidos en relación con las 2.622 ejecuciones hipotecarias sobre viviendas de particulares iniciadas, desde enero de 2014 hasta diciembre de 2015, supone un nivel de cobertura del servicio muy alto, teniendo en cuenta que no todos los casos atendidos se encontraban en fase de ejecución hipotecaria.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído