El número de demandas de disolución matrimonial iniciadas en el segundo trimestre de 2014 experimentó un incremento del 2% en España respecto al mismo periodo del año anterior, según los datos recogidos por el Servicio de Estadística del Consejo General del Poder Judicial (CG^J). Una tendencia al alza que no tuvo lugar en la provincia de Salamanca, donde el descenso rondó el 15%.

En concreto, entre abril y junio hubo 172 disoluciones matrimoniales, casi una cada día, frente a las 207 entre enero y marzo. La mayoría fueron divorcios consensuados, 94, frente a 66 sin acuerdo, mientras que apenas una docena fueron separaciones. Y es que la ley del divorcio exprés que el Gobierno puso en marcha hace ya casi un lustro empuja a las parejas a romper definitivamente sus vínculos al ser menor el gasto y el tiempo de espera.

No obstante, la crisis económica sigue haciéndose sentir en los procedimientos de medidas en procesos de separación o divorcio, así como en los relacionados con la guardia, custodia y alimentos de hijos no matrimoniales. Todos ellos han experimentado importantes incrementos interanuales. En cuanto a los procedimientos de guardia, custodia y alimentos de hijos no matrimoniales, hubo 13% más que en el mismo trimestre de 2013.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído