Las solicitudes de cese de actividad de trabajadores autónomos bajan en lo que va de año, en comparación con las solicitudes recibidas en el mismo periodo del año anterior. En el último semestre las solicitudes realizadas fueron 2.404, siendo favorables 894, desfavorables 1.081 y desestimadas 116, lo que significa un descenso considerable en las peticiones de la prestación por parte de los autónomos.

Si bien el porcentaje de solicitudes aprobadas ha aumentado respecto al año anterior en un 2%, lo cierto es que solamente el 45% de ellas han sido aprobadas, lo que indica la dificultad de acceso a esta prestación por parte de los trabajadores autónomos. Así, aproximadamente el 55% de las solicitudes desfavorables son por causas ligadas a la escasa acreditación de la situación de cese según establece la norma reguladora.

Las que han sido favorables radican en la demostrada situación económica, motivos específicos de la situación de la actividad, técnicos o productivos, perdidas de licencia y fuerza mayor. El importe medio de la prestación es de 716,53 euros al mes, siendo la cotización media de 319,26 y la duración media de nueve meses.

Tal y como la Unión de Pequeños Trabajadores Autónomos (UPTA) viene declarando, este sistema, sin ser obligatorio, es autosostenible y rentable para la Administración, ya que claramente recauda mucho más de lo que abona a los autónomos por la prestación, aunque ?lamentablemente el gobierno no cumple con lo aprobado en la norma, ya que el 1% de los fondos recaudados, en torno a los 2 millones de euros, tendrían que ser destinados a la recolocación de los autónomos que han cesado la actividad, dándoles con ello una oportunidad de reintegrarse en el mercado de trabajo?, comenta el secretario general de la organización, Eduardo Abad.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído