Eduardo Ordóñez Alonso, miembro de la junta directiva de la patronal autonómica, Cecale, se ha dirigido a su presidente, Jesús Terciado, notificándole su renuncia al cargo de tesorero de la confederación autonómica después de que “durante los últimos meses he manifestado reiteradamente en diferentes reuniones de la junta directiva y en reuniones con responsables de esta organización la situación delicada de tesorería que atraviesa”. Una dimisión que llega en plena disputa entre Terciado y el presidente de los empresarios salmantinos, Juan Antonio Martín Mesonero, que ha exigido conocer el estado de la gestión de Cecale durante los últimos años al sospechar diversas irregularidades.
 
Ordóñez Alonso asegura que “permanentemente se han cuestionado por parte de algunos miembros de la junta directiva e incluso por el propio presidente, los informes de tesorería que he venido presentando y que han sido elaborados conjuntamente con el departamento de administración de Cecale”.
 
Ante esta situación, justifica que “como responsable de la custodia de los fondos de Cecale, según establecen los estatutos, es mi deber  denunciar la  situación económica que atraviesa la confederación y  que vengo reiteradamente denunciando sin demasiado éxito. De esta forma ha dejado constancia de “la honda preocupación por la quiebra política y organizativa de la Confederación, que genera una incertidumbre difícil de calificar, y de las repercusiones que esta situación pudiera tener en el aspecto económico”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído