Analizado el perfil del profesional que buscan las empresas extranjeras, es importante conocer qué piensan los trabajadores españoles sobre trabajar fuera de España. Para ello, Adecco e Infoempleo han realizado una encuesta entre más de 13.750 profesionales en activo, empleados y desempleados, con el objetivo de explorar las tendencias del mercado laboral internacional y el atractivo que éste tiene o no para nuestra mano de obra.

En una primera aproximación, el 94% de los consultados afirma estar abierto a cambiar de empleo o arecibir ofertas que mejoren sus condiciones laborales actuales. Cuando se trata de llevarlo a la práctica, el 71% de ellos estaría dispuesto a cambiar de residencia por motivos laborales si fuera dentro de España y el 59% de los consultados se marcharía a trabajar al extranjero, si bien es cierto que este porcentaje ha disminuido en seis puntos en el último año.

Teniendo en cuenta que las condiciones de capacidades, habilidades y empleabilidad necesarias para optar a movilidad internacional son mayores que para movilidad nacional (conocimiento de idiomas o cambios culturales, climáticos…), parece que trabajar en otro país se vincula mentalmente con un mayor prestigio profesional, un mayor aprendizaje y mejores oportunidades personales. Además de la mala situación laboral que se ha vivido en España en los últimos años, la idealización del puesto de trabajo en el extranjero es una de las principales razones del elevado porcentaje de aceptación de la movilidad internacional, en tanto que va implícita una mejora de las condiciones laborales y del nivel de vida.

En concreto, los encuestados consideran que las principales razones para emigrar son la mala situación económica de España y las mejores oportunidades profesionales que existen fuera, a partes iguales. También valoran, en menor medida, poder aprender un nuevo idioma, ampliar la experiencia profesional o tener un mejor nivel de vida. Una vez valorada la posibilidad de trabajar fuera, las razones que llevan a los españoles a decantarse por una empresa u otra fuera nuestras fronteras son las buenas condiciones laborales y beneficios (valoradas como la primera opción por el 75% de los encuestados), el salario (64%), las buenas oportunidades de carreras (42%), el buen ambiente de trabajo (41%) y la contratación segura e indefinida (40%).

Por el contrario, la dan menos importancia a otros aspectos como la igualdad de oportunidades a los empleados (valorado por el 17% de los encuestados), que la empresa costee los gastos de transporte (14%) o la orientación internacional de la compañía (11%). Lejos de ser una opción mínimamente temporal, una gran parte de los encuestados harían planes a largo plazo en el país de destino, como lo demuestra el hecho de que el 62% permanecería en el extranjero un mínimo de dos años o que el 30% lo haría por más de cinco años.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído