Melchor, Gaspar y Baltasar han cargado de nuevo este año un gran número de móviles y tablets en sus camellos según desvela una encuesta que detalla cómo el 49 % de las cartas a los Magos de Oriente  incluían un Smartphone o una tablet entre las peticiones. 

Precauciones ante el regalo tecnológico

En plena Era Digital, este cambio hacia el regalo tecnológico trae consigo sin embargo, otros problemas preocupantes que afectan directamente a la salud ocular como el altísimo riesgo que tiene para los ojos de los más pequeños de la casa el uso masivo de las pantallas. En este sentido, los niños son los más vulnerables ante los efectos de la luz de alta energía de las nuevas pantallas. De ahí que resulte imprescindible protegerlos.

Existen protectores oculares que permiten paliar estos efectos al ser capaces de absorber la luz de alta energía emitida por estos dispositivos. Estos protectores tienen el claro objetivo de reducir el factor de riesgo para la retina y prevenir futuras dolencias visuales. También sirven para disminuir síntomas como picor de ojos, dolor de cabeza, ojos irritados, visión borrosa y patologías del sueño. 

En la actualidad en Castilla y León un total de 89.600 niños de entre 10 y 15 años ya tienen un teléfono móvil, según datos facilitados por el Instituto Nacional de Estadística. Sin embargo, apenas un 0,5 % dispone de una protección adecuada en estas pantallas. Una situación que se produce principalmente por el desconocimiento que los padres tienen de los efectos adversos que puede implicar una exposición a estas pantallas sin la adecuada protección. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído