Los dueños de estaciones de servicio se oponen al ‘céntimo sanitario’ porque les impide competir

 Los dueños de estaciones de servicio se oponen al ‘céntimo sanitario’ porque les impide competir
Los dueños de estaciones de servicio se oponen al ‘céntimo sanitario’ porque les impide competir
La Federación Regional de Asociaciones de Empresarios de Estaciones de Servicio de Castilla y León muestra su oposición al nuevo impuesto sobre los hidrocarburos para financiar la Sanidad aprobado por la Junta, conocido como el 'céntimo sanitario', ya que creen que al colocar a la Comunidad “a la cabeza” de España en rigor impositivo se encontrarán en una posición de “desventaja y desigualdad inasumible” con los negocios de las regiones limítrofes.
 
Al respecto, recordaron que Cantabria, País Vasco, La Rioja, Navarra y Aragón no aplican ningún tipo de recargo en los carburantes, por lo que calculan que tendrán grandes pérdidas ya que los consumidores castellanos y leoneses que por su ubicación puedan acudir a establecimientos situados fuera de la Comunidad lo harán para ahorrarse dinero. Esto conllevará la pérdida de un “gran número de puestos de trabajo” y también tendrá una “repercusión negativa en las arcas autonómicas, consecuencia de la inevitable disminución de la actividad empresarial en el sector”, recalcaron.
 
Asimismo, los propietarios de estaciones de servicio aludieron a que este impuesto será “una carga desproporcionada” para los ciudadanos que no puedan repostar en los territorios vecinos, además de considerar que no es “adecuado penalizar fiscalmente un producto con la excusa de financiar la Sanidad pública, servicio básico del Estado”. Por último, desde la federación incidieron en que actualmente el porcentaje de impuestos incluidos en los hidrocarburos supera el coste real del producto y quisieron dejar claro que las subidas en los precios de los últimos días “no son imputable en ningún caso a la próxima aplicación del céntimo sanitario”. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído