Hoy la Universidad Pontificia ha acogido un seminario sobre responsabilidad de las empresas y las instituciones en la economía del bien común, impartido por Stefano Zamangi, asesor del Pontificio Consejo Justicia y Paz y asesor de los Papas Juan Pablo II y Benedicto XVI. Stefano Zamangi es además un reconocido economista europeo, y exponente de la corriente conocida como economía civil. Recientemente ha publicado su libro “Por una economía del bien común”.

Bajo la organización del Instituto de Estudios Europeos de la Universidad Pontificia y el Foro Ecuménico Social, con sede en Argentina, estas conferencias pretenden transmitir la idea de que la rentabilidad en las empresas y su éxito deben modernizarse, abandonando la vieja escuela para evolucionar hacia unos ideales de educación del trabajador, el interés general y la responsabilidad hacia el bien social.

También han participado en este mensaje Juan José Almagro, Presidente de la Asociación de Directivos de Responsabilidad Social Empresarial; Antonio Fuertes, Director de Reputación y RSC de Gas Natural Fenosa; y Miguel Carrera, Secretario del Instituto Iberoamérica de Salamanca. “Vivimos en un período en el cual las empresas, sobre todo las grandes y significativas, tienen una responsabilidad que no es sólo la de crear beneficio, sino también la de contribuir a la consideración del desarrollo de la comunidad”, ha declarado Stefano Zamangi.

Esta idea lleva implícita la responsabilidad con el medio ambiente y otros aspectos referentes al bien común, como pueda ser la satisfacción de los trabajadores y los consumidores. Este concepto, según ha dicho el asesor del vaticano, nacieron en Estados Unidos hace unos sesenta años. “Ahora está difundido en todo el mundo, y también en Europa”. Stefano Zamangi considera esta corriente ideológica empresarial una novedad, ya que hasta hace poco la vieja escuela imperaba en la estrategia empresarial de las empresas.

“La creencia de que el empresario es el empresario…esto es una estupidez, no es verdad. Un empresario tiene la necesidad de crear una comunidad”. La educación, la salud de los empleados y el medio ambiente, son parte de esas necesidades que el pontífice pretende hacer llegar a los empresarios. “El éxito de una empresa no es una función que demuestre sólo lo que es capaz de hacer el empresario.

El empresario tiene muchas más funciones, más factores. Si en un país la educación media es muy baja, tengo que asumir que los obreros no pueden ser productivos. El éxito de una empresa depende también de la comunidad”. A las diez y media ha tenido lugar la apertura del seminario en el Aula de Grados, a cargo del rector de la Universidad Pontificia, Ángel Galindo; el Director del Foro Ecuménico Social, Fernando Flores; y el Catedrático de Comunicación Corporativa, Ángel Losada.

A continuación ha comenzado la conferencia de la mano de Stefano Zamangi, con Juan José Almagro como moderador. Miguel Carrera ha realizado el comentario de la charla al finalizar esta a las once y media. Después los asistentes han podido participar con sus preguntas. A las doce y diez han presentado el ganador del Premio Latinoamericano a la Responsabilidad de Empresas, destinado a Antonio Fuertes. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído