Este viernes el Consejo de Ministros aprobará los recortes anunciados por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el Congreso de los Diputados. Medidas en algunos casos de aplicación inmediata, otras a partir del 1 de agosto y el resto hasta final de año. Su efecto se verá sobre todo al llegar la Navidad, pues la economía salmantina moverá 60 millones de euros menos entre el recorte de las pagas extras a los funcionarios y la subida del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA).
 
Teniendo en cuenta que en Salamanca hay más de 26.000 empleados públicos, y que no todos cobran el mismo sueldo, con una media de 1.000 euros, el dinero que no estará en los bolsillos de los salmantinos asciende a 26 millones de euros esta Navidad. Cantidad que a su vez repercutirá en el comercio, preocupado por la desincentivación del consumo que se producirá durante los próximos meses.
 
A esta cantidad se le suma el efecto del incremento del IVA del 18 al 21 por ciento en el tipo general y del 8 al 10 por ciento en el tipo reducido. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) calcula que serán 415 euros de media por familia los que se encarecerán, por lo que, teniendo en cuenta que las estadísticas oficiales hablan de unas cien mil familias en Salamanca, el dinero que irá a parar a tributos, y no a consumo real, supera los 41 millones de euros.
 
Datos que trastocarán la economía doméstica durante los próximos meses. En el año 2010, con ocasión de la anterior subida del IVA, se realizó el mismo cálculo. En dicha ocasión se cifró  un coste medio de subida de 288 euros, por lo que el incremento acumulado supera los 700 euros en apenas dos años.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído