El consejero de Educación, Juan José Mateos, asegura que si existe interés se estudiará en el Consejo Escolar y en la Mesa Sectorial del ramo la modificación de las vacaciones de Semana Santa para que no se programen en la semana de Pascua. No obstante, defendió el “criterio pedagógico” empleado para fijarlas en los últimos años, algo que negó el viceportavoz del Grupo Mixto Alejandro Valderas, quien denunció desfases en la duración de los trimestres de hasta diecisiete días, durante la sesión de preguntas orales a la Junta.
 
En ese sentido, Mateos reconoció que algunas variaciones son difíciles de explicar, aunque defendió que sean los órganos (Consejo Escolar y Mesa Sectorial) de este ámbito los que fijen el calendario escolar para no tener que someter a referéndum aspectos como las vacaciones. “Hay flexibilidad suficiente”, apostilló el consejero ya que recordó que más de 70 centros han solicitado este curso la modificación del calendario. “Nunca llueve a gusto de todos”, afirmó el titular de Educación.
 
No obstante, sostuvo que “todo es mejorable” por lo que aceptó estudiar cambios y le reprochó a Valderas que éste no es un “problema” de la educación de Castilla y León. El procurador 'leonesista' indicó que el calendario de otras 13 comunidades difiere del de la Comunidad, que recordó cuenta con seis declaraciones de Interés Turístico Internacional de su Semana Santa. Además, indicó que no se tiene en cuentan que las vacaciones de los alumnos no coincide con las de sus padres y que tampoco respeta las festividad del lunes de Pascua de algunas localidades. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído