Las pequeñas y medianas empresas son las responsables de más del 80% del empleo. Rebajas en el Impuesto de Sociedades, de cotizaciones, menos trabas administrativas para poner en marcha una nueva empresa, bonificaciones del cien por cien para las empresas que contraten jóvenes y mujeres o mayor apoyo a la internacionalización, son algunas de las medidas que se estudian en la reforma laboral con una nueva ley para los emprendedores.

En primer lugar, se quiere fortalecer la flexibilidad interna para de esta forma evitar que el despido sea el primer recurso del empresario. El Gobierno es partidario de descuelgues generales en los convenios colectivos, especialmente en las pymes, de reducción de cotizaciones sociales, bonificaciones del cien por cien en las cuotas para jóvenes y mujeres durante el primer año y de eliminar restricciones a la contratación a tiempo parcial, una figura que se potenciará especialmente en la reforma del mercado de trabajo.

Está sobre la mesa también que el primer trabajador contratado por una empresa de nueva creación disfrutará de una deducción en la cuota íntegra del Impuesto de Sociedades de 3.000 euros y está previsto también una reducción de hasta el 20% en las cuotas por contingencias profesionales para animar las nuevas contrataciones que se realicen.

 
Los planes del departamento que dirige Fátima Báñez incluyen también bonificaciones del cien por cien en las cotizaciones sociales durante el primer año de contratación de menores de 30 años, mujeres y parados de larga duración con más de 45 años. También está prevista una nueva deducción del 20% de los gastos efectuados en concepto de formación para los autónomos.

Para facilitar la financiación pública y privada de los emprendedores el plan del Gobierno incorpora programas de capital semilla y reforma del capital riesgo, además de bonificaciones de intereses en los préstamos a los emprendedores, pymes y autónomos para el inicio de actividad y a través del ICO potenciar la financiación con avales y microcréditos.

 
También se pondrá en marcha una compensación de deudas tributarias pendientes de pago por pymes y autónomos, revisar el sistema de módulos y permitir a los contribuyentes beneficiarios de la deducción por vivienda destinar los saldos de ésta a la creación de una empresa de reducida dimensión o a la realización de una actividad económica por cuenta propia como autónomo.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído