La Confederación de Organizaciones de Empresarios Salmantinos, Confaes, acogió una reunión de la Comisión de trabajo formada el pasado 9 de enero para protestar contra el establecimiento de peajes en las autovías de Portugal. Si la situación no se corrige, empresarios y vecinos de los municipios de la frontera están dispuestos a llegar a medidas extremas como cortar la carretera en señal de protesta.

Esta comisión está constituida por la Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de Mercancías, Fenadismer; la Federación de Empresarios de Ciudad Rodrigo, Afecir; la Asociación Oñorense de Empresarios, ASODEM; UGT y CCOO, el Ayuntamiento de Fuentes de Oñoro y la Junta de Vilar Formoso (Portugal). En la reunión manifestaron el interés de que se coordinen las medidas de protesta de las zonas más afectadas que son, a juicio de los asistentes, las cuatro zonas fronterizas más relevantes entre España y Portugal: Vigo, Salamanca, Badajoz y Huelva. A partir de ahora pretenden recoger apoyos institucionales, tanto españoles como portugueses, de esas cuatro áreas limítrofes.

 
Desde Fenadismer se insiste en que Portugal está incumpliendo las directivas europeas sobre la implantación de peajes, al tiempo que creen que “esta medida va en contra de la libre circulación, la cohesión y sobre todo, contra el espíritu transfronterizo”. Y es que el sector del transporte en España empieza el año como lo terminó, con malas noticias. Al peaje que ahora deben soportar para circular por las autovías de Portugal, unido a la crisis del sector, se suma desde el pasado 1 de enero la supresión de la subvención de los 2,8 céntimos por litro que recibían los transportistas de la Agencia Tributaria por el gasóleo profesional.
 
Durante las Navidades los municipios fronterizos de la provincia de Salamanca han registrado una caída de alrededor del 75% en las ventas en restaurantes y en las tiendas orientadas al turismo, en comparación con el año pasado, debido, sobre todo, a la falta de compradores españoles. Los comerciantes portugueses han achacado esta drástica caída de sus ventas no sólo a la crisis, sino especialmente al miedo de los españoles a ser multados en caso de no poseer los engorrosos sistemas de telepeaje en las autovías, puestos en marcha el pasado 8 de diciembre.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído