El Colegio Fonseca ha acogido la inauguración del XXXIX Congreso de la Sociedad Castellano Leonesa de Medicina Intensiva, Crítica y Unidad Coronarias (SCLMICYUC). Durante la primera jornada se han abordado diversos aspectos sobre cardiología y donación, así como la situación de pacientes hematológicos en la UCI.

Castilla y León registró una tasa bruta de mortalidad de 1.086,1 fallecidos por cada 100.000 habitantes en 2010, lo que supone un leve aumento del 0,44 por ciento en relación a la de 2009, frente a una rebaja nacional del 1,1 por ciento, hasta los 829,2. Así se recoge en el estudio sobre ‘Defunciones según Causa de Muerte’ del Instituto Nacional de Estadística (INE), que constata que la provincia de Salamanca, con 3.713 defunciones, duplica la tasa regional. 
 
En cifras absolutas, Castilla y León contabilizó en 2010 un total de 27.097 defunciones (14.247 hombres y 12.850 mujeres), una cifra muy similar a la de 2009, cuando murieron 27.148 personas. En España perdieron la vida 382.047 personas (198.121 hombres y 183.926 mujeres). Por provincias, el mayor número de fallecimientos se registró en 2010 en León, 5.793 personas; seguida de Valladolid, 4.663; Salamanca, 3.713; Burgos, 3.552; Zamora, 2.505; Ávila, 2.062; Palencia, 2.012; Segovia, 1.669; y Soria, 1.128.
 
La principal causa de muerte fueron las enfermedades del sistema circulatorio, la mayoría por dolencias cerebrovasculares y por infarto agudo de miocardio. La segunda causa de las muertes fueron los tumores, con especial incidencia del maligno de tráquea, de los bronquios y del pulmón. Las enfermedades del sistema respiratorio y las del sistema digestivo se sitúan a continuación. Por grupos de edad, el de mayor número de fallecimientos fue el de entre 85 y 89 años, seguido por el de entre 80 y 84, y el de entre 90 y 94. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído