La huelga estaba convocada para este jueves y el viernes, de 8:00 a 22:00 horas, en las residencias y en los centros de atención a disminuidos psíquicos (CAMP) de Castilla y León que dependen de la Gerencia de Servicios Sociales de esta Comunidad y ha sido respaldada mayoritariamente por los profesionales de enfermería que trabajan en estos centros.
 
La secretaria general de Satse Castilla y León, Silvia Sáez, ha explicado que las medidas que este Sindicato propone “no suponen un aumento del presupuesto, sino que van encaminadas a que no se empeoren las condiciones laborales de este colectivo, que además, no es muy numeroso”. En este sentido, pide a la Consejería de Familia sensibilidad hacia estos profesionales que tiene a su cargo en la Gerencia de Servicios Sociales, a los que el aumento de la jornada laboral les va a suponer trabajar 16 días más al año, entre otras condiciones laborales que les van a impedir conciliar la vida familiar y laboral.
 
A los empleados públicos de la Administración regional que trabajen de mañana y de tarde se les permite flexibilizar el cumplimiento de la jornada laboral de 37,5 horas semanales y esto no les supone ir a trabajar más días ni los sábados ni los domingos, mientras que a los enfermeros de Servicios Sociales, que trabajan a turnos, hacen noches y trabajan en festivos (y cuya penosidad laboral ya es manifiesta), no sólo es que tengan que trabajar los sábados y domingos, sino que el aumento de jornada les va a suponer en algunos casos tener que trabajar hasta 16 días más al año. Esto, advierte Satse, no sólo empeora las condiciones laborales del colectivo sino que repercutirá negativamente en la calidad de la asistencia que se presta en estos centros.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído