El Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) publicó ayer el decreto que flexibiliza la ley de Comercio y que supone el aumento de las horas de apertura de 70 hasta 90 semanales, así como en un mínimo de diez domingos y festivos de actividad frente al máximo actual de ocho. En el propio decreto, que este jueves entra en virgor, se justifica esta medida asegurando que tendrá “efectos positivos sobre la productividad y la eficiencia en la distribución comercial minorista y los precios y proporcionará a las empresas una nueva variable que permitirá incrementar la competencia efectiva entre los comercios”.
 
A su vez, se establece que el número de festivos autorizados se fijará, anualmente, a través de una orden de la Consejería de Economía y Empleo. De esta forma, se prioriza el criterio de consenso de los distintos representantes del sector comercial salvaguardando, en cualquier caso, la elección de los días con mayor interés comercial para los consumidores.
 
Ocho de los diez festivos de apertura deben coincidir con las fechas navideñas o con el inicio de la temporada estival, ya que la Junta entiende que el “mayor atractivo comercial” se produce en las campañas comerciales de Navidad, las del inicio del periodo estival, las de mayor afluencia turística o cuando se produzca la coincidencia de dos o más días festivos continuados.
 
Por otro lado, el decreto detalla la prohibición de abrir los días 1 de enero, 1 de mayo y 25 de diciembre, de la misma forma que se elimina el veto de la apertura para los días 23 de abril y 6 de diciembre. Por último, se mantiene la posibilidad de excepciones en determinados ámbitos municipales a instancias de entidades representativas del sector comercial. Otra de las novedades que incorpora, es la regulación de zonas de gran afluencia turística que pueden ser parte o la totalidad de un municipio.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído