La Federación de Usuarios Consumidores Independientes (Fuci) ha desarrollado un estudio para detectar si los tiques de compra reflejan bien o no las ofertas que los supermercados presentan en sus folletos publicitarios o promociones especiales. A tal fin, ha realizado un muestreo durante la última quincena de diciembre y la primera de enero en más de cien super e hipermercados. La principal conclusión es que en el 15% de los casos no se reflejaban correctamente las ofertas que se ofrecían a los consumidores con lo que el importe total a pagar era, en ocasiones, superior a lo que hubiera correspondido si se hubiera marcado el precio anunciado.

El gasto medio por hogar en alimentos en la cesta de la compra, según los datos del INE, se situa en unos 4.225 euros al año. El 40% de los artículos que compran los consumidores son en oferta (1.690 euros de artículos con descuento). Por ello se concluye que el 15%, es decir, 253 euros de esos 1.690 figuran como erroneos en los tiques de compra. Esto puede suponer, ya que el descuento medio de las ofertas es del 45%, un ahorro medio anual de unos 114 euros, es decir, unos 10 euros al mes.

Por otro lado, Fuci también alerta a los consumidores de que muchas veces es difícil saber cual es el producto en oferta ya que encontramos distintos formatos de una misma marca alrededor del cartel donde se sitúa la oferta en cuestión o incluso sin cartel que explique la oferta lo que genera confusión al consumidor que, en ocasiones, compra pensando que está en oferta y no es así. Ante esta situación, se recomienda a los consumidores que acudan a la compra con el catálogo o folleto facilitado por el establecimiento para poder comprobar que las  distintas ofertas (3×2, segunda unidad a mitad de precio o al 70%, descuento en el precio…) se aplican en el establecimiento y que se intente retener los precios de éstas para poder cotejarlas a la hora de realizar el pago.

Asímismo, la federación de consumidores recomienda a los consumidores que tengan cuidado con las ofertas gancho, esto es, que se oferte un producto a muy bajo precio y cuando lleguemos al establecimiento no lo tengan a la venta. Se recuerda a los consumidores que algunas veces la oferta a la que quieren acogerse puede estar limitada a un número de unidadas determinado o estar vigente hasta final de existencias, por lo que se pide a los consumidores que antes de desplazarse a la superficie analicen bien si la limitación de los productos en oferta realmente merece la pena por el número ofertado.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído