La Escuela de Formación Social aborda la situación de los derechos humanos en el mundo

 La Escuela de Formación Social aborda la situación de los derechos humanos en el mundo
La Escuela de Formación Social aborda la situación de los derechos humanos en el mundo
El aula Virgen Vega acogió la nueva cita de la EFS 2014, que en esta 29 edición reflexiona acerca de los derechos humanos. Javier Orejudo expuso ayer el último informe realizado por Amnistía y planteó la situación de los derechos humanos a nivel mundial.
 
Javier Orejudo es licenciado en Derecho, abogado y Técnico de Administración Local. Como voluntario colabora en Amnistía Internacional Salamanca desde el año 1993, donde se ha ocupado del área de refugiados, relaciones instituciones y de coordinar el grupo local desde hace ocho años.
 
En su comparecencia, Orejudo insistió en que más allá de los datos, "lo que refleja es que este mundo se está convirtiendo en un lugar muy peligroso". Hay muchas personas que se echan a la marginalidad, actualmente hay más de 15 millones de refugiados en el mundo. En la República del Congo hay 3 millones de desplazados; en Malí, 400.000; y en Siria, 6 millones abandonan su hogar. Actualmente, hay 15.244 plazas de reasentamiento en occidente, 12.340 en la Unión Europea, donde sólo 10 países se han comprometido a ofrecer plazas de reasentamiento, es decir, un 0,54% del número total de refugiados en Siria, "esta situación debería ser una llamada de atención".
 
Vivimos en un mundo peligroso también para 214 millones de migrantes, de los cuales 30 millones son indocumentados. "En definitiva, un mundo peligroso para miles de personas que son desalojadas forzosamente". Por ejemplo, en España desde 2007 se han producido 400.000 ejecuciones hipotecarias.
 
Esta situación debe hacernos reflexionar, es una ironía que a las personas que huyen de sus países les sea más difícil pasar una frontera que enfrentarse a las armas que les han provocado esa situación de refugiados y excluidos. Frente a este panorama, además vivimos la crisis económica que ha hecho que los ciudadanos salgan a la calle, pero con poco resultado, no se les escucha y por otro lado, se intenta que haya una represión. Finalmente, terminó con una llamada a la esperanza, a seguir trabajando y luchando por los derechos de todos.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído