Los jefes de Gobierno de España y Portugal, Mariano Rajoy y Pedro Passos Coelho, se han reunido este miércoles en Oporto en una nueva cumbre hispanolusa a la que el presidente español ha acudido acompañado de ocho de sus ministros, que debatieron con sus colegas portugueses sobre los asuntos bilaterales pendientes desde la última cumbre luso-española celebrada en 2009. Así, Portugal y España han suscrito quince acuerdos de cooperación, sobre trabajo, educación, pesca, deporte, parques naturales y protección civil, entre otras materias.

Destaca el compromiso con las infraestructuras ferroviarias, donde Salamanca ocupa un papel fundamental en el eje de comunicaciones europeo dentro del Corredor Atlántico. Ambos gobiernos impulsarán el tren de mercancías entre Aveiro y Salamanca, con destino hacia Irún, electrificando la línea entre Medina del Campo y Vilar Formoso. 

El eje Atlántico aprobado conectará las ciudades de Irún, San Sebastián, Vitoria, Burgos, Palencia, Valladolid y Salamanca. Incluía las conexiones con Bilbao, a través de la alta velocidad vasca en red básica, y con Santander en red global, compartiendo trazado con el Corredor Cantábrico-Mediterráneo. Además, con Santander, las comunicaciones se habían previsto en red global desde Palencia, mientras León aparecía enlazado con Oviedo y Gijón en red básica, y con Avilés en red global.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído