Lo que el ojo no ve puede descubrirse gracias a métodos como el Visia, que realiza un estudio de la capas más profundas de la piel. “Un buen diagnóstico es fundamental, y por ello es importante acudir a un profesional”, afirma la directora de las Clínicas Harmonie Medicina Estética de Salamanca, Carmen Sierra.
 
Los beneficios de la tecnología basada en filtros fotográficos son la cuantificación de diferentes condiciones cutáneas, así como su diagnóstico y seguimiento. El análisis de las imágenes se basa en la diferencia de colores detectadas por el equipo bajo diferentes iluminaciones. 
 
Así, la luz fluorescente standard detecta características visibles como manchas, textura, poros y arrugas; la luz ultravioleta las características visibles y no visibles como son las manchas y las porfirinas; por último, la luz polarizada cruzada detecta la manchas marrones (cúmulos de melanina) y las manchas rojas (cúmulos de hemoglobina).

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído