Entre las medidas anunciadas por el presidente del Gobierno durante el Debate sobre el Estado de la Nación también destaca la próxima aprobación de una Ley de la Segunda Oportunidad. Entre otros aspectos, concederá facilidades para la reestructuración de las deudas familiares de manera extrajudicial y también reducirá los plazos para reclamar una deuda.

El objetivo de la primera medida es facilitar el pago de las deudas y su racionalización para evitar que fracasos de emprendimiento empresarial puedan lastrar de por vida a pequeños empresarios, así como que muchas familias tengan dificultades para sobrevivir por haber contraído deudas excesivas en el pasado.

En el caso de la segunda medida, los plazos para reclamar una deuda se reducirán hasta los cinco años como máximo, siguiendo la tónica de otros países europeos, en lugar de los quince actuales. Algo que Mariano Rajoy ha considerado injusto y que por tanto había que corregir para que las familias dispongan de más recursos y se pueda incentivar también el consumo.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído