Las asociaciones de padres de varios colegios e institutos han constituido la Federación de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos de Centros Públicos de Educación de Salamanca (Fedampa). La Federación se integrara en la Confederación de Asociaciones de padres de alumnos de Castilla y León (Confapacal) y en la Confederación Española de Asociaciones de Padres de alumnos (CEAPA).
 
En la primera asamblea, en la que participaron representantes de las asociaciones de madres y padres de diecisiete centros, se eligió igualmente la Junta Directiva, formada por los representantes de las asociaciones del IES Vaguada de la Palma (presidente), IES Mateo Hernández (secretaria), IES Francisco Salinas (tesorera), CEIP Santa Teresa, CEIP Santa Catalina, IES Fray Luis de León, IES Martínez Uribarri, CEIP Piedra Franca.
 
Los principios fundacionales de la Fedampa se recogen en un documento constitutivo. “En los últimos años la realidad de las Ampas de Salamanca ha sido la de una absoluta falta de relación entre ellas, por lo que en cada caso sus esfuerzos se han limitado a su propio centro. La consecuencia más inmediata ha sido la de la carencia de una estructura estable de coordinación que permita una estabilidad y continuidad en el trabajo, por lo que la propia existencia de las Ampas depende de que confluya un grupo de personas que asuman todo tipo de tareas”, explica. 
 
Así, continúa, “resulta que en los centros en que se consigue una cierta continuidad la asociación se va consolidando y garantiza la participación, pero en otros muchos casos nos encontramos con situaciones de gran precariedad, asociaciones que tienen una existencia casi testimonial e incluso centros que carecen de Ampa; otras veces asociaciones que han tenido un buen funcionamiento dejan de tenerlo por la falta de renovación de las personas que van dejando la misma por diversas circunstancias”.
 
Por eso, Fedampa considera que su consolidación “contribuirá a mejorar el funcionamiento de las ampas, a proporcionarles un canal de relación, de información y formación, y de acceso a recursos, que les permitan realizar una labor mucho más efectiva. La participación de las madres y padres de alumnos en la enseñanza es fundamental, la educación no puede limitarse al ámbito de los centros educativos, sino que es un pilar básico de la sociedad en el que todos los agentes son imprescindibles. Por eso no podemos limitar nuestro trabajo a los problemas cotidianos de nuestro centro escolar”.
 
Reivindicaciones
 
En el documento de constitución también se recoge que “los recortes que está sufriendo la educación en los últimos tiempos, y las graves consecuencias que la puesta en marcha de la Lomce va a tener en la enseñanza pública ha lleva a un importante resurgir de las movilizaciones en defensa de la escuela pública, a la que no podemos ser ajenos”. Por ello, Fedampa Salamanca “debe ser un elemento dinamizador de la movilización social en defensa de la escuela pública, junto con el resto de los agentes de la misma, y especialmente profesores y alumnos a través de sus respectivas asociaciones”. 
 
También se plantea la participación en las plataformas de defensa de la escuela pública, y en concreto en el Movimiento de Escuela pública, laica y gratuita de Salamanca. Fedampa reivindica la plena gratuidad de la enseñanza en los distintos niveles educativos, incluyendo las actividades complementarias y extraescolares, los libros y demás material escolar, comedor y transporte. Así como la generalización y suficiencia de oferta de puestos escolares públicos.
 
Otra demanda es el logro de un sistema educativo que forme en el respeto a los derechos y libertades fundamentales, en el ejercicio de la tolerancia y la libertad, en los valores de la paz y la solidaridad. Que el alumnado reciba una educación integral, en las áreas humanística y científica, orientada al desarrollo de su personalidad y al fomento de hábitos intelectuales y de trabajo. Que el sistema educativo capacite al alumnado para el desarrollo personal, facilitando la inserción social y laboral del alumnado. Y que la educación capacite para la utilización y el disfrute adecuado del ocio. 
 
Concluye el documento con el objetivo de lograr una escuela democrática y participativa, con intervención de los padres y madres del alumnado y de sus asociaciones en la gestión de la misma. Una escuela plural, capaz de compensar desigualdades, exenta de adoctrinamientos, no discriminatoria y que haga efectiva la igualdad de oportunidades. Y que aún en el marco de una programación general para todo el Estado Español, la educación sea planificada, gestionada y controlada por las comunidades autónomas y la comunidad educativa conforme al mandato constitucional y al desarrollo de los Estatutos de Autonomía.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído