Vicente Sánchez Pablos, presidente del comité de alfarería, ha dicho que son malos tiempos para todo, incluyendo a lo artesanal. Sin embargo, después de 38 ferias, la número 39 llega con la misma fuerza y esperanza que las anteriores. Treinta puestos de alfareros de Badajoz, Toledo, Alba de Tormes, Cáceres, Zamora o Portugal han llenado la Plaza de los Bandos, y permanecerán allí hasta el próximo domingo.

Ya son muchos los curiosos que han querido visitar la artesanía de barro de Ferialfar. El Ayuntamiento sugiere que en la edición número cuarenta harán algo especial. Se trata de una feria consolidada con una tradición que quieren mantener. Cazuelas, platos, bandejas, fuentes, sopladores, canarios, figuras estilo Meninas, imanes de nevera, botijos, relojes, brujas, ensaladeras, jarras, huchas en forma de cerdo…la tradición más auténtica, lo más típico, se da cita junto a lo moderno, lo innovador.

Todo se puede hacer con un poco de barro y con mucha habilidad y experiencia. Algunos han apostado por llevar la tradición a algo más insólito y original, como sopladores de los Angry Birds. El barro puede atraer a todo el mundo, desde el adulto que disfruta coleccionando platos artesanales para colgar en su pared, hasta el niño que se encapricha de figuras de vivos colores y personajes de animación reconocibles. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído