El presidente del Gobierno y del Partido Popular, Mariano Rajoy, ha clausurado este sábado la XIX Interparlamentaria Popular, 'Reformas para crear empleo'. En el acto, que comenzó a las 11:00 horas en el Parador de Salamanca, también intervino  el presidente del PP de Castilla y León, Juan Vicente Herrera. Previamente, se hizo una lectura de las conclusiones alcanzadas en estas jornadas. Una clausura entre férreas medidas de seguridad para evitar los escraches convocados a través de las redes sociales y que ayer terminaron en una carga policial con cuatro detenidos al intentar acceder al Parador, siete manifestantes heridos y dos agentes con lesiones.

Este sábado se volvió a convocar una concentración de protesta a las puertas del Parador de Turismo. Los manifestantes aseguran que según la ley "no es preceptiva la comunicación de las concentraciones y manifestaciones cuando no sea previsible la alteración del orden público, lo que jurisprudencialmente está establecido en aproximadamente un máximo de veinte personas. Todos tenemos el derecho a la libertad de expresión y la circulación por la vía pública sin discriminación política.No tienen derecho a sancionarnos ni agredirnos, aunque creemos que lo intentarán, pues los mismos policias agresores ya han insinuado qué piensan hacer con las personas que vuelvan a ver por los alrededores".

La importante presencia policial ha controlado a los manifestantes desde el primer momento en que se concentraron en el Puente Romano. Así, se estableció un perímetro de seguridad en torno al Parador, impidiendo acercarse a los activistas. Por este motivo, las protestas se trasladaron a las calles del centro histórico de la ciudad, cortando temporalmente el tráfico de la calle San Pablo y la Puerta Zamora. Todo ello bajo el seguimiento de varias furgonetas de la Policía Nacional, cuyos agentes también procedieron a la identificación de los manifestantes.

Cuatro detenidos ayer

Los activistas del 15M-Acampada Salamanca aseguran que se habían reunido ayer en un pequeño grupo para recibir a los cargos públicos y la plana mayor del PP en las cercanías del Parador, tras conocerse la entrada en prisión de Miguel Blesa, ex presidente de Caja Madrid. Pero recibieron "vulneración de la integridad física, del derecho a la libertad de expresión, de la libertad de circulación, abuso de poder, interpretación torticera de las leyes, intimidación, injurias, trato degradante, discriminación sexual, calumnias, denuncia falsa, etcétera. Son algunas de las posibles calificaciones de las distintas actuaciones de miembros de las unidades de intervención especial, enviadas expresamente desde Valladolid, a guardar el Parador donde pasarán el fin de semana los políticos del PP, a cargo del erario público y las donaciones de empresarios, algunas de ellas presuntamente irregulares".
 
Los activistas han declarado ante el Juzgado de Guardia "relatando con la verdad por delante la auténtica realidad de la actuación policial, y por tanto ofreciendo finalmente el propio juez la posibilidad de ejercer las acciones oportunas contra los policías causantes de las lesiones y demás agresiones a la dignidad y los derechos fundamentales y que han aceptado", explican, para lo cual han colgado un vídeo en YouTube en el que denuncian la brutalidad policial. Y añaden que algunos de los activistas incuso llegaron a refugiarse en un portal tras escapar de las agresiones, "donde fueron acorralados y apaleados con las porras por los policías al grito de ¿quieres mi identificación, pues toma, que te vas a acordar para toda la vida. Una compañera incluso fue escupida en la cabeza varias veces, una vez inmovilizada contra el suelo, mientras la llamaban zorra, entre otras lindezas".

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído