Por su entrega y dedicación a la cultura de Salamanca. Esa ha sido la razón por la que el impulsor de la Filmoteca Regional, crítico de cine y profesor universitario, Juan Antonio Pérez Millán, ha recibido este miércoles la Medalla de Oro de la ciudad. En el Teatro Liceo se ha mostrado profundamente agradecido por el reconocimiento, en especial, “a un amigo que tuvo la osadía de proponer esta cordial desmesura en un acto parecido a este y a los también amigos que recogieron la sugerencia  y se pusieron en los trámites necesarios para materializarla”. Agradecimientos que también han ido a parar a familiares a las distintas instituciones.
 
Recordó Juan Antonio Pérez Millán su llegada a Salamanca e hizo un repaso por su trayectoria personal y laboral. “La ciudad de Salamanca, que me acogió hace ya cuarenta y siete años, me ha dado trabajo, familia, amigos y todo lo bueno que uno puede desear en la vida”, destacó en primer término, asegurando que en su trayectoria profesional “he procurado cumplir mis obligaciones lo mejor posible, e incluso con entusiasmos, dado que todas ellas han ido directamente vinculadas a la cultura”.
 
Finalmente, Pérez Millán volvió en su discurso a agradecer el galardón y se acordó de tantas familias españolas que por culpa de la crisis pasan dificultades. “Reconozco que me perturba recibir un trocito de oro, aunque sea simbólico, cuando tantos y tantos de nuestros congéneres viven situaciones económicas y sociales muy difíciles. Ojalá pudiera contribuir también con él a esa soñada transformación de unas condiciones tan injustas”. Por último, realizó un ruego: “Cuiden, por favor, esa Filmoteca a la que he dedicado casi veinticinco años de vida laboral y a la que quiero como si fuera mía. Mímenla porque es el cofre que guarda y conserva como oro en paño la memoria visual y audiovisual de todos”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído