Esta mañana a las 12:00 frente al hospital Clínico Universitario ha tenido lugar el acto que ha finalizado con la lectura de un manifiesto para exigir que “no haya nadie sin salud ni nadie sin hogar”. El flashmob convocado con motivo de la Campaña de las Personas sin Hogar 2013, ha incidido especialmente en las restricciones del derecho a la salud a las que se enfrentan estas personas. Los participantes han sido hombres y mujeres, que luchan por encontrar su lugar en la historia de su ciudad y barrio. Personas que no quieren ser “mobiliario urbano” sino, ciudadanos, sujetos de derechos y deberes, como es el derecho a la salud,  objeto de denuncia de la campaña de este año.
 
Bajo el lema 'Nadie sin salud. Nadie sin hogar', las entidades promotoras de esta iniiciativa –Cáritas, FACIAM (Federación de Asociaciones de Centros para la Integración y Ayuda a Marginados), fePsh (Federación de Entidades de Apoyo a las Personas sin hogar), la Xarxa d´Atenció a Persones sense llar y BesteBi (Plataforma por la inclusión residencial y a favor de las personas sin hogar de Bizkaia)— quieren llamar la atención sobre las limitaciones del derecho a la salud a las que se enfrentan estas personas a causa de las condiciones de exclusión y discriminación que sufren.
 
En los últimos años, las personas sin hogar vienen participando en estos actos de calle porque, como ellos mismos dicen, “queremos que la sociedad nos vea y nos escuche”.  Con este acto silencioso, pero lleno de esperanza, pretenden llegar a lograr que sus derechos, sobre todo el de la salud, sea una realidad en una vida marcada por la precariedad más severa.
 
Durante el “flashmob”, serán las propias personas sin hogar las asuman todo el protagonismo del acto para leer un manifiesto redactado por ellos mismos y en el que se preguntan que “si la salud es un derecho fundamental para todos los seres humanos, ¿por qué existe tal cantidad de requisitos para acceder a ella? No llegamos a entender por qué es necesario cumplir una serie de exigencias para acceder a un derecho fundamental”.
 
Protección de la salud de manera global
 
Las entidades convocantes de la Campaña Nadie Sin Hogar 2013 recuerdan que la protección de la salud abarca a cada persona y a sus circunstancias de manera global. En este marco, las organizaciones que promueven la campaña subrayan que: 
- La equidad obliga al Estado a garantizar la universalidad, gratuidad y acceso a este derecho a todos los ciudadanos, especialmente, a los más desfavorecidos. 
- Los problemas de salud pueden ser tanto causa de exclusión social como efecto de la misma. En ambos casos, las personas sin hogar ven reducida su esperanza media de vida en 20 años respecto el resto de la población.
- La enfermedad mental tiene una especial relevancia en las personas en situación de sin hogar (30%).
- El estigma y la discriminación que sufren las personas sin hogar por razón de sus enfermedades los convierten frente a la sociedad en “personas indignas”, lo que les limita el acceso al derecho de salud.
- La actual reforma sanitaria supone un cambio de modelo que afecta sobre todo a las personas más desprotegidas, y que aumenta la estigmatización de los colectivos más vulnerables y con mayor riesgo de exclusión social.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído