La Consejería de Fomento y Medio Ambiente trabaja en una fórmula que establezca el régimen jurídico adecuado para incentivar sobre todo entre la población más joven el alquiler con opción a compra, especialmente, de vivienda protegida. También, prepara una reforma de la Reserva de Viviendas Vacías para Alquiler (Revival) para estimular la cesión de pisos y casas, rebajar los alquileres, así como extender este programa a la treintena de municipios de más de 5.000 habitantes -54 en la Comunidad- que todavía no forman parte. 

 
También, Fomento pretende flexibilizar los requisitos de inscripción de los arrendatarios. En 2010, la Junta ya rebajó las exigencias relativas al cómputo de ingresos de forma que el límite mínimo de 1,5 veces el IPREM (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples) para acceder al alquiler de vivienda protegida no tiene en cuenta ni el número de miembros de la unidad familiar, ni el ámbito geográfico, lo que ha permitido ampliar el número de personas y colectivos beneficiados. 
 
Los posibles nuevos municipios serían en Salamanca, Alba de Tormes, Béjar, Ciudad Rodrigo, Guijuelo y Peñaranda de Bracamonte
 
Más de 6.000 viviendas
 
La Junta ha conseguido que la reserva autonómica de viviendas para el alquiler –Revival y Bolsa para jóvenes- supere las 6.000 viviendas inscritas desde 2003, lo que adelanta el cumplimiento de los objetivos de la Agenda para la Población, que preveía lograr esta cifra en 2015. También se han superado los 4.000 contratos comprometidos para hasta ese año. No obstante, existe un desequilibrio entre provincias, positivo hacia Valladolid y entre programas. 
 
Las buenas cifras acumuladas en los últimos nueve años se mantuvieron en 2011 con un aumento del 15,6 por ciento del número de viviendas vacías cedidas a la Junta para alquilarlas, con 1.532 altas frente a las 1.325 de un año antes y las 1.090 de 2009, el primer año en que se superó el millar. El crecimiento de las viviendas inscritas en Revival, que fue del 29,47 por ciento, frente a la leve caída del 2,43 por ciento de la Bolsa, motivada por los descensos en Burgos (89,7) y León (31,37 por ciento), frente a las alzas del 6,98 y 7,7 por ciento en Salamanca y Valladolid.
 
Por tanto, las viviendas inscritas en los programas autonómicos de fomento del alquiler crecieron en todas las provincias, salvo en Palencia, con una caída del 15,9 por ciento al pasar de 44 a 37 en 2011. Destacan los incrementos porcentuales de Ávila (65,79 por ciento 63 viviendas), Burgos (16,88 por ciento y 270 viviendas), León (13,86 por ciento y 115 viviendas), Salamanca (2,14 por ciento y 143 viviendas), Valladolid (16,86 por ciento y 825 viviendas) y Zamora (32,56 por ciento y 57 viviendas). En Segovia y Soria las altas del sistema fueron las mismas que en 2010, 18 en la primera y cuatro en la segunda.
 
En Ávila, se suscribieron 44 contratos anuales, un 33,3 por ciento más que en 2010; en Burgos, 281, un 34,3 por ciento más; en León, 67, un 11,6 por ciento más; en Palencia, 33, un 28,2 por ciento más; en Salamanca, 72, un 7,4 por ciento más; en Segovia, 13, un 85,7 por ciento más; en Soria, cuatro, un 20 por ciento menos; en Valladolid, 592, un 8,8 por ciento más, y en Zamora, 56, un 36,5 por ciento más. 
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído