La Secretaría de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior ha puesto en marcha un Plan de Respuesta a las actividades ilícitas relacionadas con el material de cobre, con carácter permanente y de aplicación en todo el territorio nacional. El objetivo es prevenir toda actividad ilícita que tenga por objeto la comercialización de cable y otro material de cobre, así como evitar el robo de cobre en establecimientos industriales, almacenes, infraestructuras, servicios públicos y en cualquier instalación que preste servicios esenciales para la comunidad.

Para ello, se incrementará la obtención de información por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad que conlleve a la producción de inteligencia que permita la mejora de los procesos de planificación y toma de decisiones para impulsar y orientar la actuación policial. Se intensificarán las medidas de seguridad a través de mecanismos que refuercen el control y seguimiento administrativo de las distintas etapas del ciclo de vida del cobre, desde su proceso de fabricación, comercialización y uso en instalaciones e infraestructuras, hasta el final de su vida útil y su posterior recuperación y reinicio del ciclo.

Otro de los objetivos es fortalecer la sensibilización y concienciación de las empresas, organismos e instituciones públicas y privadas sobre la transcendencia y repercusión que estas actividades delictivas pueden llegar a causar en el funcionamiento de servicios públicos esenciales. Además, se fomenta el desarrollo de programas de formación continuada para la cualificación de los agentes policiales encargados de la prevención y persecución de este tipo de actividades esenciales.

Más medidas policiales para prevenir e investigar el robo de cobre

Con el fin de poder prevenir e investigar mejor los robos de cobre, se establece un censo de industrias, depósitos, redes de distribución, de servicios y otras instalaciones donde se fabrique, procese, utilice o almacene el cobre que es susceptible de ser sustraído. Además, se elaborará un mapa que muestre gráficamente las zonas donde se producen más robos de material de cobre en el que se destacarán aquellas infraestructuras cuya sustracción pueda alterar gravemente la prestación de servicios esenciales para la sociedad.

El Plan Permanente de Respuesta establece dispositivos preventivos, con especial atención a la vigilancia de objetivos sensibles al robo de este material, mediante controles periódicos sobre ciertos vehículos susceptibles de ser utilizados para robar y transportar el material de cobre. Además, este mapa identificará los posibles lugares empleados por los delincuentes para la manipulación, almacenaje, ocultación o destino final del cobre robado con especial atención a los pequeños centros ilegales de recogida de chatarra.

Se llevarán a cabo inspecciones de los centros de gestión de residuos y de los establecimientos de compraventa de metales así como incrementar el control de licencias y documentación de estos centros promoviendo el posible cierre o suspensión de actividades de todos aquellos centros que carezcan de permisos o licencias.

Y se supervisarán las operaciones de compraventa de cobre identificando la procedencia, los proveedores y los destinatarios del cobre comercializado en estos establecimientos y proponiendo para una sanción las infracciones administrativas que hayan podido cometerse. Además, se reforzarán los controles preventivos de las unidades policiales de tráfico y circulación de vehículos sobre los transportes por carretera de material de cobre.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído