El Gobierno estudia aprobar este año un plan contra el absentismo de los funcionarios, que incluiría que estos no cobren su salario íntegro durante los primeros meses de baja por incapacidad temporal como marcaba ahora su estatuto; una medida similar a la adoptada ya por algunas comunidades autónomas. La intención del Ejecutivo, apenas precisada, se incluye dentro del Programa de Estabilidad 2012-2015 que presentó el pasado viernes en rueda de prensa y que ha publicado este lunes tras su remisión a la Comisión Europea.
 
El texto no cuantifica el ahorro potencial de la medida y sólo indica que en el nuevo marco, los funcionarios dejarán de cobrar su sueldo íntegro durante los primeros 90 días de baja, como fijaba el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Funcionarios Civiles del Estado. El texto añade que se acortarán los plazos de expedición y entrega de los partes de baja por incapacidad temporal a los departamentos de personal de los funcionarios, sin más precisiones.
 
El plan "aumentará la productividad de los funcionarios y disminuirá las necesidades de contratación", según el Gobierno. Además, prevé que los gastos de Muface, el organismo público dependiente que gestiona la protección social de los funcionarios, se reduzcan al reformarse los requisitos para cobrar un subsidio por enfermedad que paga esta entidad a partir del cuarto mes de baja.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído