La situación económica global y la del mercado laboral en particular afecta sin duda al ánimo de los trabajadores. En un momento en el que el actual escenario ha llevado al Gobierno de España a anunciar varios recortes que afectan a los funcionarios y que pretende, entre otras medidas, aumentar su jornada laboral, los españoles se sitúan entre los empleados públicos europeos más insatisfechos. Así lo recoge un análisis extraído por Randstad, empresa líder en soluciones de recursos humanos, del Informe Workmonitor que se elabora trimestralmente a nivel internacional sobre las expectativas laborales de los trabajadores.
 
A pesar de que los españoles destacan por su insatisfacción en comparación con sus colegas europeos, un 66% de los empleados públicos se muestra satisfecho con su actual puesto de trabajo, lo que indica el alto grado de satisfacción del funcionariado público europeo en general. Sin embargo, parece que los recortes que afectan a este colectivo influyen claramente en su opinión. De hecho, solo los funcionarios italianos (62%) y los griegos (51%) se muestran más insatisfechos que los españoles, lo que coincide con tres de los países que más medidas económicas han tenido que poner en marcha durante el último año para afrontar la actual situación económica.
 
Cabe recordar que Grecia redujo el pasado mes de septiembre a 30.000 funcionarios un 60% su salario y les dio un año para encontrar otro puesto dentro del sector público. En Italia, por su parte, los trabajadores acudieron a la huelga el pasado diciembre ante el ajuste de más de 30.000 millones que había anunciado el primer ministro Mario Monti. En esta línea, en España durante los últimos meses no sólo el Gobierno recién elegido sino varias comunidades autónomas han decidido realizar ajustes en esta materia, lo que ha provocado distintas manifestaciones. Dada esta situación, el grado de satisfacción de los empleados públicos españoles registra un descenso del 2% respecto a 2011, pero no es la única, ya que, según el Informe Workmonitor de Randstad en Italia este descenso ha sido del 3%, mientras que en Grecia ha sido del 14%, lo cual indica el sentir actual de los profesionales helenos que trabajan en la administración pública. Por su parte, los empleados públicos más satisfechos con su actual puesto de trabajo son los noruegos (79%), suecos (76%) y daneses (75%). Tras ellos se sitúan los funcionarios de Holanda (73%), Suiza (71%), Polonia (71%), Alemania (68%) y Francia (67%). 
 
Es llamativo que mientras en España, Italia y Grecia esta percepción ha bajado durante el último año, en Noruega y en Suecia ha aumentado esta percepción un 2% y un 1%, respectivamente. En concreto, Suecia ha afrontado los últimos meses con un paro del 7,4%, según Eurostat, dato que contrasta claramente con el 22,5% de desempleados que se manejan para 2011 en España, y que sin duda influye en la satisfacción general de los empleados. Cabe recordar que, según datos del INE (Instituto Nacional de Estadística) para el año 2010, la proporción de funcionarios en España era del 5,52% sobre el total de trabajadores, lejos de la muestra que ofrecen países como Finlandia (10,60%), Letonia (10,50%) o Francia (8%), entre otros, pero muy similar a la de Italia (5,77%), Alemania (5,47%) u Holanda (6,09%).
 
Los funcionarios más jóvenes, los más satisfechos
 
El informe también encuentra diferencias entre los españoles por distintas variables demográficas. En materia de género no existen apenas contradicciones entre hombres (67%) y mujeres (68%), pero sí en materia de edad, ya que los jóvenes de entre 18 y 24 años (91%) son los más satisfechos con su trabajo, algo lógico si se tienen en cuenta las altas tasas de desempleo de sus coetáneos, que presentan tasas de paro superior al 40%. Mientras que los más insatisfechos por grupo de edad son los funcionarios de 55 a 64 años de edad (36%), es decir, los que más cerca se encuentran del momento de la jubilación y que en general llevan más tiempo en el mismo puesto de trabajo. Por su parte, los funcionarios españoles con un nivel educativo alto (74%) son los trabajadores públicos que más satisfechos se encuentran con su actual empleo, mientras que los que presentan niveles formativos bajos están algo menos satisfechos llegan al 61%.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído