La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F), sindicato más representativo en las Administraciones Públicas, reclama la puesta en marcha de un plan de empleo y organización de recursos humanos para evitar el colapso de la Administración y preservar la calidad de los servicios que reciben los ciudadanos. Un jueves, más representantes sindicales de los empleados públicos se han concentrado en la plaza de la Constitución, cortando temporalmente el tráfico de la Gran Vía, en protesta por los recortes salariales y laborales.
 
Bajo el lema 'Más empleo, menos recortes. El trabajo suma y los recortes restan', CSI-F considera que la Administración debe ser también un motor para la recuperación y la creación de empleo. "Los recientes datos de paro y déficit demuestran que las políticas de ajuste presupuestario no son válidas para superar la crisis. Todo lo contrario, estas políticas están generando cifras inaceptables de desempleo, menoscabo de derechos sociales y prestaciones públicas, destrucción y privatización de servicios, precariedad en el empleo, incremento de los niveles de pobreza y exclusión social", explica el sindicato.
 
Para CSI-F, la inversión en el sector público, "bien entendida, desterrando el derroche en infraestructuras, asesores, duplicidades administrativas, y por supuesto la corrupción y la falta de transparencia, genera riqueza, empleo, favorece el consumo de las familias, además de garantizar la protección, la equidad social y en líneas generales el bienestar de nuestros ciudadanos". Por eso, recuerda que "los culpables de la crisis no son los trabajadores, son los bancos y los gestores irresponsables, por eso es preciso poner en marcha cuanto antes un Pacto de Estado para dignificar su función y sus condiciones laborales".

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído