Cerca de un centenar de funcionarios se han vuelto a concentrar en la mañana de este viernes en la plaza de la Constitución, cortando temporalmente el tráfico de la Gran Vía, para mostrar su malestar contra las medidas del Gobierno. A la eliminación de la paga extra de Navidad, la reducción de días de libre disposición y más horas de jornada laboral se unen también las restricciones salariales para los trabajadores que estén de baja laboral.

Dentro de las medidas de ajuste para lograr la estabilidad presupuestaria, recogidas en el plan enviado a la Unión Europea para los años 2013 y 2014, no sólo se plantea la novedad conocida días después sobre la congelación total de la oferta de empleo, sino también cambios en las retribuciones para los trabajadores del Estado cuando no puedan desempeñar su labor.
 
En los casos de incapacidad temporal por contingencias comunes, si antes se mantenía el salario íntegro durante los primeros noventa días de baja, ahora durante los tres primeros días, tanto para el personal funcionario incluido en el Régimen General de la Seguridad Social como para el personal laboral, el salario quedará reducido a la mitad, mientras que desde el cuarto día hasta al vigésimo, no superará el 75 por ciento.
 
Desde mayo de 2010, tras el primer recorte de sueldo por parte del Gobierno socialista, unido a las congelaciones y aumento de jornada, así como la eliminación de la paga extra ahora con el Gobierno popular, los funcionarios han perdido entre un veinte y veinticinco por ciento de poder adquisitivo, según denuncia el presidente provincial del sindicato CSIF, José Manuel de León. Pero en los últimos quince años hay colectivos en los que se puede llegar al sesenta por ciento, mientras en épocas de bonanza la subida de sueldo no podía ir más allá de un dos por ciento por ley.
 
Por eso, lamentan la imagen que se está vendiendo de los funcionarios, pues “por ejemplo, en el segundo grupo, tiene un sueldo base de 950 euros, y del primer grupo, como un médico o un profesor, un sueldo base de 1.200 euros. El máximo, con complementos, que tiene un funcionario de carrera no va más allá de 3.000 euros al mes. Cuando hablamos de estos otros sueldos es gente que no está por oposición, sino por prebendas”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído