El rescate a la banca española puede costar a cada ciudadano 868 euros. La Fundación Ideas, el laboratorio ideológico del PSOE, ha elaborado un estudio en el que estima que las arcas públicas podrían sufrir unas pérdidas de 41.000 millones de euros en caso de que las entidades utilicen los 100.000 ofrecidos por Bruselas para su recapitalización. Una familia de cuatro miembros llegaría a perder 3.500 euros. El documento, titulado 'Crisis financiera y rescates bancarios en España: ideas sobre el caso español', se basa en datos ya conocidos, aunque advierte de que el paquete de ayudas del Eurogrupo no será suficiente si la recesión se prolonga durante los próximos años.

Las consultoras que elaboraron una primera estimación sobre las necesidades de capital del sector bancario español, Oliver Wyman y Roland Berger, concluyeron que podrían hacer falta hasta 62.000 millones de euros. En este caso, el coste para la administración pública sería de 25.420 millones, un total de 538 euros por persona, aunque este no es el escenario más probable.

El informe recomienda al Gobierno que apueste por políticas de crecimiento con el fin de reequilibrar los ajustes y minimizar los costes sociales. Adoptando únicamente medidas que ahonden en la austeridad, el sector público no será capaz de cumplir los objetivos de déficit, según la fundación. Esta situación obligaría a endurecer las políticas de consolidación fiscal, haciendo el agujero de la recesión todavía más profundo y añadiendo dificultades a los bancos. Para facilitar la restitución del crédito, el estudio apuesta por revisar los requisitos de capital en el caso de entidades sin apoyo público.

Las recomendaciones de Ideas hacen hincapié en la necesidad de estimular el crecimiento de la demanda externa, aumentar las exportaciones y atraer inversión extranjera. Ante el incremento del número de desahucios desde el inicio de la crisis, el documento también recomienda al Ejecutivo la puesta en marcha de sistemas que permitan a las personas hipotecadas con dificultades seguir en sus casas.

El documento ha sido confeccionado mediante una comparativa con el Reino Unido, cuyas entidades financieras también tuvieron que ser rescatadas. En su caso, la Administración pública inyectó 123.000 millones de libras en total. El proceso sigue en marcha y el Estado todavía posee acciones en las entidades pero, si decidiera deshacerse hoy de sus participaciones, solo recuperaría 72.600 millones de libras, por lo que los ciudadanos asumirían 50.400 millones de libras de pérdidas, un 41%. Este ha sido el porcentaje medio utilizado para la elaboración del informe de Ideas, que también analiza los rescates financieros en Irlanda, Suecia, Alemania e Islandia.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído