Fundación Ramón Areces celebró en su sede el Acto de entrega de las Ayudas a la Investigación en Ciencias de la Vida y de la Materia correspondientes a la XVI Convocatoria del Concurso Nacional. La institución ha adjudicado 4.496.445 euros a 48 proyectos que investigarán sobre Enfermedades raras, Terapia génica y regenerativa, Genoma y epigenoma, Modelos biomiméticos, Cambio climático y Ciencias del mar. Los proyectos se realizarán en 21 centros de excelencia, 13 universidades y 5 hospitales repartidos por las comunidades autónomas de Madrid, Cataluña, Andalucía, Galicia, Comunidad Valenciana, Castilla y León, Cantabria, Baleares, Canarias y Principado de Asturias.
 
Tres  de los 48 proyectos adjudicatarios de las ayudas se desarrollarán en distintos centros de investigación de Castilla y León. Estos tres proyectos fueron seleccionados entre un total de 444 investigaciones procedentes de toda España. Las investigaciones de Castilla y León se enmarcan en el área de Enfermedades raras y serán dirigidas por María Concepción Lillo, del Instituto de Neurociencias de Castilla y León; Miguel Ángel de la Fuente García, del Instituto de Biología y Genética Molecular de Valladolid; y Andrés Celestino García Montero, del Centro de Investigación del Cáncer de Salamanca. 
 
La investigación liderada por la doctora María Concepción Lillo buscará la relación entre la proteína CRB2 y las distrofias retinianas. Por su parte, el doctor Miguel Ángel de la Fuente García tratará con su equipo de avanzar en la búsqueda de una terapia celular que pueda curar el síndrome de Wiskott Aldrich (WAS), una rara inmunodeficiencia primaria ligada al cromosoma X. Por último, el proyecto del doctor Andrés Celestino García Montero investigará sobre factores genéticos predictivos en las mastocitosis sistémicas. 
 
Las ayudas a la investigación en Ciencias de la Vida y de la Materia de la Fundación Ramón Areces tienen como objetivo contribuir a consolidar una sólida estructura científica y tecnológica en nuestro país y prestar apoyo a los jóvenes investigadores. La mayoría de los trabajos adjudicatarios en esta edición tienen al frente como investigador principal a científicos que apenas superan, y muchas veces no llegan a los 40 años de edad. La institución cede a los autores los derechos de propiedad intelectual o industrial que puedan derivarse de la ejecución de cada proyecto. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído