GALERÍA FOTOGRÁFICA DEL ANTIGUO MERCASALAMANCA

Cuando en mayo de 2009 se abrían las puertas del nuevo Mercasalamanca, la ilusión desbordaba a unos empresarios que veían en las modernas instalaciones un paso hacia delante en sus negocios. Dos años y medio después, el pesimismo ha invadido a los mayoristas, envueltos desde entonces en continuos problemas con la gerencia al denunciar el coste desmesurados de algunos servicios para hacer frente a una deuda de 30 millones de euros que acumula Mercasalamanca y amenaza con un concurso de acreedores.

Los mayoristas aseguran que han visto cómo sus negocios peligran por cuestiones ajenas a su actividad, así como por "decisiones tomadas por el político de turno o de la gerencia designada y mantenida por éste, y no por concurso público de méritos. Consideran igualmente, que en la actual unidad alimentaria se encuentran fuera de mercado por los elevados e irracionales costes que se les pretende repercutir y por las trabas de todo orden que encuentra para gestionar sus negocios.

Al mismo tiempo, añaden que "la clara operación especulativa que con los antiguos terrenos del Merca y la realización de un proyecto megalómano en paralelo sin contar con una mínima liquidez ha llevado a la sociedad al actual estado de preconcurso de acreedores, que de no remediarse, sufrirán en sus carnes quienes han tenido la mala fortuna de verse involucrados en esta mala gestión".

Acusaciones para las que la gerencia de Mercasalamanca no ha querido responder al ser preguntada por SALAMANCA24HORAS para conocer su versión en esta confrontación. El próximo miércoles se ha convocado una reunión del consejo de administración, donde se abordará el problema para intentar desenquistarlo.

El antiguo Mercasalamanca, objeto de continuos robos

Mientras tanto, las instalaciones del antiguo Mercasalamanca están sumidas en un proyecto urbanístico que no acaba de hacerse realidad debido a la crisis inmobiliaria. 120.000 metros cuadrados de abandono y chatarra, de robo de material en las antiguas naves, veinte años de actividad en el olvido para 25 fruteros, 5 pescaderos y 10 carniceros al por mayor que miran con nostalgia para hacer realidad aquello de que cualquier tiempo pasado fue mejor.

Según explica Ricardo Bermejo, en las nuevas instalaciones los ingresos son menores fruto de la crisis, pero los costes se han disparado, por lo que ya no cuadran las cuentas. "Todas las tarifas las estamos pagando, pero llega un momento en que no se nos pueden exigir pagos para intentar saldar la deuda por las malas previsiones que se realizaron", asegura

¿Traslado a otro polígono?

Mientras las negociaciones con la gerencia de Mercasalamanca continúan estancadas, los mayoristas buscan una nueva ubicación donde sacar adelante sus negocios. Por eso, antes de estar abocados y que se pudiera convertir en irreversible el problema, los mayoristas afectados, ante la falta de perspectivas, se plantean el traslado de sus negocios a otros municipios limítrofes, para lo cual anuncian contactos con los ayuntamientos y empresas promotoras de terrenos o naves industriales que estuvieran interesados en acoger sus actividades. Ya han establecido contactos con un ayuntamiento de un municipio junto a la capital para instalarse en su polígono industrial.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído