"Tendremos controles a priori, de modo que antes de aprobar los presupuestos, los gobiernos regionales necesitarán la 'luz verde' del Ejecutivo central", subraya el ministro de Economía y Competitivad, Luis de Guindos. Para De Guindos, "las dificultades de liquidez representan verdaderamente una oportunidad para imponer duras condiciones y medidas en términos de frenar los déficits de las regiones". Estas medidas son solo una parte de una agenda de reformas económicas que De Guindos describe como "agresiva" y que el nuevo Gobierno quiere poner en marcha en sus 100 primeros días.

Además, De Guindos confía en que las reformas y las medidas de austeridad contribuyan a aumentar la confianza de España en los mercados, ya que "no podemos darnos el lujo de ir al mercado" y decir que España no va a aplicar una campaña ortodoxa en políticas fiscales, afirma. "Esto es algo que sería muy perjudicial para la percepción de la economía española y muy perjudicial para la moneda única", subraya De Guindos.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído