La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha anunciado que el Gobierno reforzará los mecanismos de control de la incapacidad temporal de corta duración, es decir, entre 1 y 30 días, prestando especial atención a las bajas inferiores a 15 días que no son vigiladas por la inspección ni por los servicios de salud y son especialmente costosas. En su intervención en la comisión parlamentaria sobre el Pacto de Toledo, la ministra señaló que el Ejecutivo trabaja en favor de una mayor eficiencia de la gestión de la incapacidad temporal, principalmente con la mejora de la colaboración entre los servicios públicos de salud y las comunidades autónomas, con el objetivo de facilitar el acceso a las historias clínicas y agilizar los trámites de control. 
 
Por otra parte, la ministra avanzó también que el Ejecutivo revisará la reforma de las pensiones para modificar el mecanismo por el que se cubren las lagunas de cotización. En concreto, la ministra apuntó que el Ejecutivo revisará la actual redacción de esta norma para evitar la "anomalía" que premia a los trabajadores que tienen más lagunas de cotización. Según explicó Báñez, la reforma establece que una persona con 64 años que tenga una laguna de cotización obtendría una mejora del 0,36% con respecto a la integración de las bases mínimas; mientras que este porcentaje alcanzaría el 3,45% para quien tuviera nueve lagunas y llegaría al 20,48% con 23 periodos sin cotización. 
 
Báñez ha destacado la actuación del Gobierno para hacer frente al reto del aumento de la esperanza de vida de la población, que ha descrito como un éxito para los ciudadanos, no exento de desafíos para la sociedad. Precisamente, la ministra ha anunciado para los próximos meses la presentación de una nueva regulación de la compatibilidad entre salario y pensión, en línea con las orientaciones comunitarias, para dotar de mayor homogeneidad el tratamiento que a esta cuestión se da en las distintas prestaciones del sistema. 
 
En este sentido, ha mostrado su confianza en que el impulso a la prolongación de la vida laboral, los incentivos a la continuidad en la actividad y mayores dosis de permeabilidad en el rígido esquema actividad/jubilación, responderá mejor a las nuevas realidades familiares, económicas y sociales de España. "Tenemos que ser capaces de crear economías de experiencia, y no economías a costa de la experiencia, que no se sostienen en un país como España", ha remarcado Fátima Báñez.
 
Incapacidad temporal
 
Además, en los próximos meses se presentará un Proyecto de Ley de mutuas de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales de la Seguridad Social, con la finalidad de dotar al sector de una autonomía de gestión, y regular con transparencia los debidos mecanismos de control. La ministra ha expresado su voluntad de alcanzar el mayor acuerdo en esta materia, con el único objetivo de perfeccionar su régimen jurídico para garantizar una efectiva colaboración con la Seguridad Social y el más adecuado cumplimiento de sus competencias.
 
Se trata de cumplir con las recomendaciones del Pacto de Toledo de intensificar los mecanismos de control y seguimiento de las prestaciones por incapacidad temporal, con el objeto de que se destinen exclusivamente a la protección de trabajadores que no pueden desarrollar su actividad laboral por motivos de salud. De esta forma, se mejorará el modelo de gestión de la incapacidad temporal mediante la adopción de medidas en el ámbito de la coordinación con los servicios públicos de salud a través de nuevos convenios con Comunidades Autónomas, que ya se están impulsando, así como en una mejora de la gestión interna.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído