El Ministerio de Empleo y Seguridad Social baraja introducir algunos cambios en la reforma del sistema de pensiones antes de su entrada en vigor definitiva durante el próximo mes de abril. Así, el Gobierno estudia retrasar la jubilación anticipada involuntaria hasta los 63 años, manteniendo la ordinaria en los 67 a que se ha elevado y la jubilación anticipada voluntaria en 65 años siempre que se hayan cotizado al menos 35 ejercicios.

Otro aspecto a retocar es el de los coeficientes reductores, el porcentaje de rebaja de la pensión por cada año que se adelanta la edad de jubilación. La propuesta sería el 7,5% con 38,5 años de cotización; 7% con entre 38,5 y 41,5 años cotizados; 6,5% si se ha cotizado entre 41,5 y 44,5 años; y 6% para el resto de trabajadores. Además, está pendiente definir la posibilidad de compatibilizar trabajo y pensión para aquellas personas que deseen continuar desempeñando una labor más de allá de su vida laboral obligatoria.

 
Sindicatos y patronal han reclamado formalmente la convocatoria urgente de la Comisión de Seguimiento del Diálogo Social en materia de Seguridad Social, ante las novedades de este proyecto de Real Decreto Ley elaborado por el Gobierno, con la intención de modificar los requisitos de jubilación anticipada y jubilación parcial previstos en la Ley 27/2011, de 1 de agosto, actualmente suspendida.
 
"La existencia del citado proyecto de Real Decreto Ley sin que haya sido discutido previamente en el marco del Pacto de Toledo resulta especialmente preocupante, dado que supone un evidente incumplimiento de los reiterados compromisos de diálogo social que el Gobierno ha venido haciendo públicos en los últimos meses", explican los sindicatos.
 
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído