El Plan Prepara, la ayuda de 400 euros al mes para los parados sin prestación por desempleo, se extingue este miércoles pero el Ministerio de Empleo y Seguridad Social la prorrogará, según ha anunciado el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. No obstante, se introducirán algunos matices para evitar que esta ayuda se convierta en un subsidio más, pues el objetivo es prestar una ayuda a familias con problemas al mismo tiempo que se les facilita la búsqueda de un trabajo. Una decisión que afecta a más de 1.500 salmantinos que dependen en la actualidad de esta ayuda del Ministerio que se prorrogará en el Consejo de Ministros del próximo 24 de agosto, aplicándose con retroactividad a fecha de mañana.

La Junta de Castilla y León también anunció recientemente que ha comunicado a los sindicatos su decisión de prorrogar la ayuda de 400 euros a los parados que no cobren ninguna prestación de las administraciones públicas por un período extraordinario de cuatro meses. Actualmente son 44 los salmantinos que cobran el denominado PIE, aunque la Junta estima que unos 3.500 parados sin prestación podrán beneficiarse de esta prórroga.
 
El paro bajó en julio mientras que en junio, cuando también descendió, se produjo otro importante descenso en el número de salmantinos que no tienen ingreso alguno, 15.547, frente a 16.663 en abril, según los últimos datos difundidos por el Ministerio de Empleo. En concreto, en junio 8.901 salmantinos cobraron una pensión contributiva, 7.003 un subsidio y 1.809 una renta activa de inserción. Y es que son muchos los trabajadores que agotan su prestación tras los cambios introducidos por el Gobierno en la normativa sobre ayudas y subsidios, pero también muchos los que se quedan sin trabajo y carecen de ingresos, como autónomos que cierran sus negocios. 
 
Con la nueva normativa del Gobierno, los parados que decidan compatibilizar prestación perderán parte de la misma al percibir sólo el 25% del importe de la prestación diaria que le correspondería. Así, se consumirá el cien por cien de la cuantía diaria, pero sólo cobrarán la cuarta parte. Es decir, el trabajador perdería cada día el 75% de la prestación por desempleo y sólo tendría derecho a cobrar el equivalente al 25% de la prestación diaria.
   
El Ministerio de Empleo y Seguridad Social calcula que al menos el 27% de los nuevos parados no verá recortada su prestación por desempleo a partir del sexto mes por la reducción de la base reguladora desde el 60% al 50%. Para las prestaciones que se origen en 2012, el tope mínimo alcanza actualmente los 497 euros mensuales cuando el trabajador no tiene hijos a su cargo y los 664,74 euros mensuales si tiene, al menos, un hijo a cargo.
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído