El Ayuntamiento de Salamanca ha orientado el urbanismo durante los últimos años, más que a la expansión de la ciudad, al denominado urbanismo sostenible. Así, la prioridad ha sido mejorar los barrios ya existentes, haciendo de la capital charra un lugar más accesible para las personas con movilidad reducida. De ahí que se iniciaran los trabajos para reducir más de dos mil bordillos en las aceras de las calles.

Desde 2011 ya se han rebajado cerca de 1.700 bordillos en diferentes zonas de la ciudad y hasta que concluya el año el Ayuntamiento actuará en otros 500 bordillos en las zonas noroeste, noreste y en el centro de la ciudad. Concretamente en Pizarrales, Capuchinos, El Carmen, Vidal, La Plata, Huerta Otea, Oeste, El Rollo, Hospital, Centro, Prosperidad, Chinchibarra, Garrido Norte y Sur.

Por otro lado, con el fin de continuar impulsando una ciudad más accesible, el Ayuntamiento ha mejorado en este año más de 30.000 metros cuadrados de aceras de nueve vías principales de la ciudad: avenida Portugal, Filiberto Villalobos, Los Cedros y Alfonso IX de León, en Garrido, en Torres Villarroel (Labradores-Salesas), María Auxiliadora (Garrido Sur), Paseo de San Antonio (Alamedilla y Delicias), avenida de Villamayor (San Bernardo) y Juan de Austria (La Vega). 

Estas actuaciones han dotado de una mayor accesibilidad a las avenidas y han mejorado su aspecto deteriorado por el tiempo, y que dificultaba el tránsito de los peatones. Han conllevado, además, el rebaje de más de un centenar de bordillos y la colocación de nuevos y árboles en las aceras en las que se ha intervenido.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído