La gestión del complejo hospitalario de Salamanca vuelve a estar en entredicho. Después de que una auditoría de Hacienda detectase un desfase de 188 millones de euros en la contabilidad del año 2011 y ejercicios anteriores, con numerosas irregularidades a la hora de disponer del dinero público, el incendio del pasado martes ha puesto de manifiesto la falta de determinados fondos en las cuentas del hospital Clínico. Y es que, según ha podido saber SALAMANCA24HORAS de fuentes hospitalarias, se ha tenido que pedir dinero para arreglar el aparato incendiado.

El coste para subsanar el problema es de unos 10.000 euros, que desde Salamanca se ha tenido que solicitar a Valladolid, pues se trata de un aparato importante. Y es que es el encargado de suministrar energía en caso de una caída de potencia, por lo que contar con su funcionamiento es prioritario, pues en caso de un fallo eléctrico no habría energía y podría afectar a operaciones en curso y demás servicios que dependen del funcionamiento de aparatos eléctricos. Sin embargo, fuentes de la Junta aseguran que se trata de un trámite administrativo que se realiza para determinados aparatos que no puede sufragar directamente el hospital, dependiendo de la Consejería de Sanidad, por lo que no hay problemas de dinero en el Clínico.

Esta situación contrasta con los 'premios' que reciben altos cargos de la sanidad pública en Castilla y León, según ha denunciado esta semana el sindicato Comisiones Obreras. Así, mientras la Consejería de Sanidad, siguiendo las directrices del Gobierno, ha acometido importantes recortes laborales y salariales entre los empleados de la sanidad pública, al mismo tiempo que se eliminan servicios y se reestructuran áreas dentro de los hospitales, hay altos directivos que reciben unos complementos que suman 14.366 euros al mes entre veintidós cargos de la provincia de Salamanca. Es decir, que se reparten más de 172.000 euros al año en ingresos extras, más de 1,5 millones de euros entre 177 directivos de toda Castilla y León.

Cabe recordar que el incendio se produjo sobre las 13:00 horas del pasado martes en el área de reanimación del hospital Clínico de Salamanca al parecer por un cortocircuito en un cuadro eléctrico, generando una humareda en la zona que activó rápidamente el protocolo de actuación en estos casos. La rápida intervención del personal hospitalario evitó que el fuego llegara a mayores, sin causar daños físicos, tampoco por inhalación de humo. Así, se evacuaron los pacientes de una zona que cuenta con cinco camas para enfermos de UVI hasta otras zonas del hospital, donde fueron reubicados, como la UVI y diversas plantas. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído