Tania lleva ocho años en España, donde ha hecho de Salamanca su hogar trabajando en el sector de la enseñanza. Habla para este diario desde la perspectiva de una ciudadana fuera de su país pero que está en permanente contacto con el mismo al tener allí a la mayor parte de su familia. Y antes de analizar la situación, Tania Borovets deja claro que ella está muy a favor de que Ucrania pretenda relaciones con Europa más que con Rusia. “Tenemos que orientarnos más a Europa que a Rusia”, afirma en este sentido.
 
Sin embargo, cree que a pesar de haber alcanzado logros últimamente (volver a la Constitución de 2004 o que el parlamento tenga más poder) para dejar de depender tanto de Rusia no se ha conseguido todo lo soñado en un principio por parte del país. Asegura que hoy en día la presión rusa es muy fuerte y la dependencia de Ucrania es muy fuerte también. Sobre todo de la sociedad. “La mentalidad de la gente es todavía muy cerrada y va acorde con los valores de la Unión Soviética. Eso hace más difícil que nos acerquemos a Europa, pero tampoco puedes vivir toda la vida como esclavos de Rusia”. “Una solución, pero muy drástica y que tampoco recomiendo, sería dividir en Ucrania en dos”, sentencia.
 
Finalmente, Tania arroja la posibilidad de que Ucrania fuera totalmente independiente ya que podría contar con recursos para que así fuera. De hecho, y como señala, gran parte de la energía para Rusia sale de allí. Pero, eso sí, plantea esta posibilidad siempre que se haga con apoyo de la Unión Europea o apoyo de alguien. Y vuelve a reclamar la implicación de los más jóvenes y el aire fresco para conseguir el objetivo. “Hoy las nuevas generaciones viajan más, ven más, y lo afrontan de otra manera”. Además, trata de alejar la dependencia de Ucrania asegurando que Rusia tiene miedo de perder el poder en este país y por ello, entre otras cosas, ha alertado al ejército para posibles futuros enfrentamientos por mantener a Rusia bajo su fada, dicho coloquialmente.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído