La compañía Iberdrola informa que durante 2011 registró “la mejor calidad del suministro eléctrico de la historia” en Castilla y León y redujo en cerca de un 35 por ciento la duración de las incidencias respecto al año precedente. Fuentes de la empresa precisaron que el Tiempo de Interrupción Equivalente a la Potencia Instalada (TIEPI), principal indicador de calidad, logrado el año pasado por la eléctrica en la región, fue de 1,03 horas, frente a las 1,58 horas que se contabilizaron en el ejercicio 2010.
 
Por provincias, el TIEPI fue favorable en todas, Ávila (0,94 horas, frente a 1,69 horas en 2010); Burgos (0,95, frente a 1,76); León (1,02, frente a 1,34); Palencia (0,83, frente a 1,46); Salamanca (1,63, frente a 2,36); Segovia (0,62, frente a 24,76); Soria (1,14, frente a 1,43); Valladolid (0,64, frente a 0,89), y Zamora (1,39, frente a 1,83). "Estos datos históricos logrados por Iberdrola se deben a las importantes inversiones de la empresa en los últimos años en las instalaciones de distribución de energía eléctrica", a las que destinó, sólo en la pasada década, más de 400 millones de euros, que sirvieron para construir nuevas infraestructuras y mantener las existentes.
 
Iberdrola puso marcha durante el pasado año ocho nuevas subestaciones, ubicadas en Ávila -Bachilleres-, Burgos -Arauzo y Pradomarina-, León -Payuelos-, Salamanca -Prosperidad y Huerta-, Valladolid -La Encomienda- y Zamora -Valderrey-, y ha ampliado las de Arévalo, en Ávila; Villafranca Montes de Oca y Regumiel, en Burgos; Vinuesa, en Soria, y El Cabildo, Nava del Rey y Quintanilla, en Valladolid.  La compañía está finalizando, asimismo, una nueva línea de media tensión de 20 kV, denominada Huerta del Rey-Espejón-Navas del Pinar y que mejorará el suministro de tierra de Pinares en las provincias de Burgos y Soria, y puso en marcha las líneas Arroyadas-Quintanilla, que abastece de energía eléctrica a la zona de Peñafiel, en Valladolid; Metales Extruidos, también en la provincia vallisoletana; Valdeón, en León, y Arauzo-Caleruega-Espinosa de Cervera, en Burgos.
 
Por otro lado, la demanda de energía eléctrica en la región a lo largo de 2011 alcanzó los 11.025 millones de kilovatios hora (kWh). Según los datos que maneja la compañía, el día de máxima demanda horaria en invierno se registró el 25 de enero a las 11.00 horas, con 1.874 megavatios hora (MWh), una cifra que no supera el récord absoluto de 2.000 MWh alcanzado el 21 de diciembre de 2009. Por su parte, el día de verano de máxima demanda horaria se alcanzó el 27 de junio a las 14.00 horas, con 1.596 MWh. Tampoco en este caso se superó el récord histórico, que se mantuvo en los 1.700 MWh alcanzados el 8 de julio de 2010. 
 
Respecto a las jornadas en las que, durante 2011, se registró una mayor demanda de energía, el récord de invierno se produjo el 27 de enero, con 38.186 megavatios (MW), y el de verano el 28 de junio, con 33.387 MW. Tampoco en este caso se batieron los records absolutos, logrados el 13 de enero de 2009 (39.961 MW) y el 8 de julio de 2010 (34.775 MW). 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído