La Fundación General de la Universidad de Salamanca ha finalizado hoy unas 'Jornadas sobre Propiedad Industrial e Intelectual' que a lo largo de dos días han tratado de promocionar la importancia de la protección de los resultados de investigación. Detectar los activos intangibles que puede tener un proceso de investigación o de innovación en el mundo universitario o en empresas cercanas y saber qué figura de protección intelectual o industrial se le puede aplicar es esencial para obtener un beneficio económico de estos esfuerzos, según se ha explicado en las jornadas.
 
Jorge García Domínguez, abogado experto en propiedad intelectual e industrial y responsable de las jornadas, ha explicado las diferentes figuras de protección y ha propuesto la resolución de ejercicios prácticos para el público asistente, formado por personal docente e investigador, así como por emprendedores y responsables de empresas innovadoras. En su opinión, es necesario detectar activos intangibles y pensar "qué figura jurídica puede encajar como objeto de protección del trabajo realizado, por ejemplo, patente, diseño industrial, modelo de utilidad o secreto industrial", según ha comentado en declaraciones a DiCYT (www.dicyt.com).
 
Para ello es conveniente conocer la teoría sobre la propiedad industrial, aunque también la experiencia en este campo es importante. Cada figura de protección tiene unas características concretas y "sabiendo lo que uno posee en su empresa, tiene más herramientas para ubicarlo en la figura que le corresponde", asegura.
 
Entre los ejemplos prácticos presentados está un caso real de una spin-off de Sevilla en la que un grupo de investigadores descubrieron hace una década una nueva tecnología de la que se fueron obteniendo varias derivaciones con aplicaciones prácticas. "Es una empresa que nace al amparo de la labor investigadora de la Universidad, en este caso, sobre la capacidad para crear fluidos a un tamaño nanotecnológico, de tal manera que se pueden crear aerosoles con unas características no conocidas y con multitud de aplicaciones en la industria farmacéutica y alimentaria", comenta el experto. A partir de ahí, cada desarrollo que va surgiendo de esta línea de investigación e innovación "va encajando en cada figura jurídica determinada".
 
Esta jornada se ha organizado en el marco del Proyecto INESPO, la Red de Transferencia de Conocimiento Universidad-Empresa Región Centro de Portugal-Castilla y León, actividad cofinanciada con fondos FEDER dentro del programa de Cooperación Transfronteriza POCTEP.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído