El incremento del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) del 8 al 21 por ciento en los servicios funerarios ha multiplicado por cuatro la demanda de entierros financiados desde septiembre, mes en que el nuevo tipo entró en vigor, según un informe del grupo Mémora, empresa que tiene una mayor cuota de mercado en los servicios funerarios en España.
 
El coste medio es de 5.000 euros por este servicio, muy superior a los 3.000 euros del coste medio de un entierro en España. Así, el coste básico de un servicio funerario oscila entre 900 y 1.000 euros, dependiendo del municipio, incluyendo sólo un ataúd, el traslado al cementerio y el entierro. Así, la subida del IVA también ha tenido impacto la crisis y el hecho de que cada vez hay más personas que no contratan seguros de deceso.
 
Otra tendencia es el auge de las ceremonias laicas en España, que se incrementaron alrededor de un 7% hasta septiembre, mientras las religiosas se redujeron un 1%. Algunas empresas incluso han incorporado un servicio telefónico gratuito 24 horas de asistencia en el duelo a las familias y una guía práctica para personas en duelo.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído