La inflación anual estimada del Índice de Precios al Consumo (IPC) en agosto continúa siendo negativa, del 0,5%, de acuerdo con el indicador adelantado elaborado por el Insituto Nacional de Estadística (INE). Este indicador proporciona un avance del IPC que, en caso de confirmarse, supondría una disminución de dos décimas debido principalmente por la bajada de los precios de los carburantes y lubricantes, frente a la subida registrada en 2013.

Comisiones Obreras (CCOO) considera que la mejora del empleo y los salarios debe consolidar la recuperación frente al riesgo de la deflación. "Las mejoras de productividad y competitividad de la economía española han abierto márgenes para mejorar el poder adquisitivo de los salarios y apostar por el empleo de calidad como bases para la recuperación", explica el sindicato. Y añade que el ligero repunte tanto del empleo, "a pesar de su precariedad basada en contratos temporales ya tiempo parcial", como de la remuneración por asalariado está detrás de la mejora del consumo final de los hogares.

De confirmarse  los datos del indicador adelantado del IPC de agosto, supondría para la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) que el riesgo de que la inflación negativa se asiente en el segundo semestre de 2014 "es más real que nunca". “Esta evolución del IPC a la baja, que anuncia riesgo de deflación, sólo responde a la atonía del consumo y de la demanda interna, y que el sector exterior ya no compensa la escasa capacidad de consumo de las familias españolas”, asegura el secretario general de UPTA, Sebastián Reyna. Es por esta razón que esta organización pide que se tomen ya medidas inmediatas que impulsen el consumo “para evitar que la deflación pueda asentarse por más tiempo”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído